Ejemplo sobre un estudio legal y fiscal: invertir en bolsa

Viendo los diferentes activos financieros que existen en la actualidad y en los diferentes mercados donde un inversor tiene posibilidades de conseguir rentabilidad, como los fondos de inversión, el mercado de divisas forex, el mercado de materias primas o la inversión en bolsa, vamos a analizar esta última en el siguiente artículo a través de la consulta hecha por un usuario de la web:

Necesito asesoramiento fiscal para la inversión. No trabajo ahora mismo pero tengo unas ganancias por un piso que he vendido y dedicarme a invertir en bolsa ese dinero y vivir de las rentas. No sé cual será la forma de tributación más ventajosa, como persona física o jurídica. Además, quiero tener asegurada mi seguridad social y mi futura jubilación.

Estos son los datos anuales:

  • Fecha de inversión: 01/01/2013.
  • Inversión inicial: 100.000 euros.
  • Gastos anuales:    -2.000 euros.
  • Retorno de la inversión: 25% anual.

invertir en bolsa

 

Después de hacer un estudio legal y fiscal exhaustivo, hemos llegado a las siguientes conclusiones:

Invertir como persona física

Las personas físicas tributan por el IRPF. Según los beneficios obtenidos, la inversión queda incluida en los rendimientos del capital mobiliario, por la cesión a terceros de capitales propios o renta fija.

Si prefiriera la renta variable, la diferencia principal consiste en que no habrá un interés fijo anual del que pueda beneficiarse, haciéndose cargo de los riesgos que deriven de la inversión. Por otra parte, si percibe dividendos, tendrá derecho a una exención sobre los 1.500 primeros euros.

Las ganancias patrimoniales por la venta de participaciones tributan según los estos tipos impositivos: 21,25 y 27%, dependiendo de los beneficios.

Como nos ha comentado que quiere mantener la inversión y vivir de las rentas, vamos a tener en cuenta para la explicación en este caso los rendimientos del capital mobiliario, que van a la base imponible del ahorro,  teniendo en cuenta su tipo impositivo y la escala de gravamen aplicable.

Si calculamos la declaración de la renta sólo con los rendimientos del capital mobiliario (si no obtiene ningún otro rendimiento), la tributación es la siguiente:

  • Rendimientos íntegros———25.000 €

*No existen gastos deducibles, que sólo son los derivados de la administración y depósito de los valores negociables. En este caso, los 2.000 euros no son imputables a gastos por la inversión, por lo que no podemos deducirlos.

-El importe va a la base imponible del ahorro, que será de 25.000 euros.

-No tiene derecho a reducción de ningún tipo, por lo que la base liquidable del ahorro será igualmente de 25.000 euros.

-Al no existir base imponible general, el mínimo personal y familiar (no sometido a tributación), se incluye dentro de la base liquidable del ahorro.

Cuota íntegra estatal y autonómica:

  • 25.000 euros- Mínimo del contribuyente 5.151 euros, =19.849 euros.
  • Tributan al 19% hasta los 6.000, y al 21% el resto.
  • 6.000×0,19= 1.140 euros.
  • 13.849×0.21=2908.29 euros.

+ Gravamen complementario para el año 2013

  • Hasta 6.000 euros——–120 euros.
  • Resto: 13.849 euros—— 553.96 euros.

Total cuota íntegra: 3.582,25 euros.

=Cuota líquida, ya que no puede practicarse ninguna deducción de las previstas en la LIRPF.

Cuota diferencial= a ingresar: 3.582,25 euros.

De los 25.000 euros, el beneficio neto será 21.417,75 euros.

Puede reinvertir los 100.000 euros, obteniendo 21.417,75 de beneficio anual, salvo que tenga otros rendimientos o que cambie el porcentaje de retorno.

ser autonomo para invertir en bolsa

La segunda opción es reinvertir el beneficio neto junto con los 100.000 euros. Así tendrá un beneficio mayor al año siguiente: 30.354,43 euros, siendo la tributación en 2015 (por el año 2014):

Rendimientos íntegros—————————30.354,43 €

La base imponible del ahorro, que será de 30.354,43  €

La base liquidable del ahorro será igualmente de 30.354,43 €

– Al no existir base imponible general, el mínimo personal y familiar (no sometido a tributación), se incluye dentro de la base liquidable del ahorro.

Cuota íntegra estatal y autonómica:

  • 30.354,43 euros- Mínimo del contribuyente 5.151 euros, =25.203,43 euros.
  • Tributan al 19% hasta los 6.000, y al 21% el resto.
  • 6.000×0,19= 1.140 euros.
  • 19.203,43×0.21=4032.72 euros.

+ Gravamen complementario para el año 2013= 900 euros.

  • Hasta 24.000 euros——–840 euros.
  • Resto: 603,50 euros—— 36,21 euros.

Total cuota íntegra: 6.048,93 euros.

=Cuota líquida, ya que no puede practicarse ninguna deducción de las previstas en la LIRPF.

Cuota diferencial= a ingresar: 6.048,93 euros.

Invertir como autónomo o como persona jurídica

Al darse de alta para gestionar una cartera propia, Hacienda puede considerar que ha querido dar apariencia de profesionalidad para pagar menos impuestos. Por eso, aunque ninguna de las siguientes opciones: autónomo o empresa, es demasiado deseable, pasamos a comentarle los pros y contras de esta decisión.

Como la actividad no está incluida en módulos, la tributación se hará por estimación directa simplificada. Esto quiere decir: un 20% de los beneficios.

  • Rendimientos: 25.000 euros.
  • Tributación: ingresos – gastos relacionados con la actividad= 5.000 euros. Si hubiera pérdidas, en cambio, no habría que ingresar nada.

Al igual que advertimos con el autónomo,  al darse de alta para gestionar una cartera propia, Hacienda puede considerar que ha creado una empresa para pagar menos impuestos. No obstante, le damos todas las opciones y nuestros consejos:

A) Sociedad Limitada Unipersonal:

No vamos a hablar de la SL si usted es único socio, ya que conforme a la Ley de Sociedades de Capital:

en el caso de no constar la unipersonalidad de la sociedad inscrita en el Registro Mercantil, el socio único responderá personal, ilimitada y solidariamente de las deudas sociales contraídas durante el período de unipersonalidad. Inscrita la unipersonalidad, esta obligación desaparece.

Si hubiera más de un socio, los socios pueden ponerse nóminas a cargo de la empresa, como si fueran trabajadores. Uno de ellos sería el administrador, cuyo cargo no es remunerado.

Sin embargo, como único socio y administrador único de la SLU, debe estar dado de alta como autónomo, cuyo importe puede ir a cargo de la empresa.

B) Sociedad Limitada Nueva Empresa:

Tiene sus propias ventajas fiscales. Puede ser otra opción a contemplar. Partiendo de estas consideraciones, tenemos lo siguiente:

1. Constitución<: Capital mínimo: 3.006 euros. 2. Escritura pública: Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. La constitución de sociedades está exenta de tributación. La escritura tributa en Andalucía (Impuesto cedido) a un 1,5%.

3. Requisitos: Estatutos sociales. Registro Mercantil. Certificación negativa de denominación social. División del capital en participaciones sociales.

2. No es posible la nómina, por lo que se tendrá que dar de alta como autónomo: cuota bonificada en un 50% los primeros 6 meses, para menores de 30 años= 52,03 euros.

Pasados los 30 años, puede beneficiarse de un 30% de reducción en la cuota= 180 euros.

3. Coberturas. Como autónomo, tendrá cubierta la incapacidad temporal y la prestación por desempleo y la jubilación, cuando cumpla los requisitos establecidos para ello.

4. Impuesto sobre Sociedades:

Rendimientos: 25.000 euros.

Gastos deducibles: todos los afectos a la actividad: 2.000 euros + el sueldo que usted se ponga+ la cuota de autónomo si la paga la empresa.

Tributación: 35%

Base imponible= 8.750 euros.

Deducciones:

  • Deducción por creación de empleo para trabajadores minusválidos: 6.000 euros.
  • Deducción por reinversión de beneficios extraordinarios: 17%
  • Deducciones por creación de empleo: 3.000 euros. Menor de 30 años y contrato indefinido.

5. IRPF: Tributará por los ingresos en base a su sueldo. Puede deducirse la cuota de autónomo cuando la pague usted. No así cuando la pague la empresa.

Conclusiones para la inversión:

Por la cantidad invertida: 100.000 euros, no sale rentable constituir ningún tipo de sociedad mercantil, además de los más que posibles problemas que podría tener con la Agencia Tributaria, que puede considerar como fraude esa forma de tributación en su caso.

La mejor opción según nuestro criterio es invertir como persona física. Para el importe que quiere invertir, lo mejor es acogerse a uno o varios fondos de inversión, tanto por su tributación como por la posibilidad de tener un menor riesgo.

En cuanto a su futura jubilación y la Seguridad Social, podemos acudir a alguno de los convenios especiales que ofrece, según su situación concreta, pagando usted la cotización correspondiente, sin necesidad de crear ningún otro instrumento mediante el que hacer la inversión.

Attard Abogados.

Contrato de comisión

Contrato de comisión

 

Tengo una empresa y quiero firmar contratos de comisión para darles un porcentaje a las personas que me traigan clientes, vendan mis productos, y hablen bien de mi empresa. Quiero saber qué obligaciones tiene mi empresa y qué le puedo exigir al comisionista. También qué cláusulas tiene que contener.

Respuesta del Experto:

 

Puede hacerlo a través de un contrato de comisión mercantil o por ventas. Es un contrato a través del cual el comisionista se compromete a realizar por encargo y cuenta del comitente una o varias operaciones mercantiles, como la venta de productos o la captación de clientes para esos productos.

En este caso, el comisionista es un auxiliar del comitente. Su actividad consiste en actuar en nombre, por cuenta y en interés de otro. El vínculo que une a ambas partes no es permanente, se aplica a operaciones aisladas.

Para su empresa es beneficioso utilizar comisionistas porque es una persona que actúa en el ámbito que conoce y para el que puede ser más fácil atraer clientes. Esta figura se regula en el Código de Comercio.

Cláusulas que debe contener el contrato de comisión

1. Tipos de contratos de comisión

  • La comisión de compra o venta, se contemplan dos contratos: por un lado el contrato de comisión entre comitente y comisionista y en segundo lugar el contrato de realización de la comisión que es el contrato que el comisionista celebra con un tercero.
  • la comisión de garantía, en este caso, se le puede dar al comisionista, además de la comisión ordinaria, otra, llamada de garantía, para que quede por su cuenta los riesgos del pago del producto por los clientes, quedando obligado a pagar a la empresa el producto vendido aunque a él no le paguen.

2. Cómo actúa el comisionista

  • En nombre de propio o en el de la empresa que lo contrata.
  • Puede ser otra empresa, autónomo o persona física.
  • Si vende en nombre propio, queda obligado por la relación contractual con las personas que haya contratado.
  • Si vende en nombre de la empresa, quedará así escrito en el contrato, con los datos del comitente.

3. Cuando entra en vigor el contrato

  • Puede tener una duración determinada o ser ocasional.
  • Puede firmarse el acuerdo cada vez que el que reciba la comisión lleve un cliente a la empresa.
  • Si el comisionista no puede hacerse cargo del mandato de la empresa, debe comunicárselo por el medio más rápido posible y confirmarlo por correo.
  • Si la empresa le facilita productos, debe conservarlos y custodiarlos en las mejores condiciones posibles.
  • Si no lo hace, se le puede pedir al comisionista indemnización por daños y perjuicios.

4. Obligaciones del comisionista

  • El comisionista debe cumplir con las exigencias que se estipulen de común acuerdo con la empresa, para evitar responsabilidad.
  • Si se da una situación no prevista expresamente en el contrato, el comisionista no puede actuar por su cuenta, debiendo consultar a la empresa.
  • Si el comisionista está autorizado o no puede consultar a la empresa, debe actuar con la diligencia debida y siempre en favor de la empresa.
  • El comisionista debe comunicar a la empresa la buena o mala marcha del contrato, de las ventas o de las negociaciones con los clientes, con la frecuencia que se pacte en el contrato.
  • Si la comisión consiste en la venta de productos, el que la perciba está obligado a dar el precio pactado por la venta a la empresa, no puede hacer descuentos ni fiar los productos a los clientes.

5. Obligaciones de la empresa comitente

  • No se le podrá encargar al comisionista que adelante de un dinero de la empresa. Para la provisión de fondos, el comitente debe poner a disposición del comisionista el importe necesario.
  • Respecto del momento en que nace el derecho del comisionista a recibir el pago, tenemos que aclarar que el contrato de comisión es un contrato de resultado, no basta que el comisionista haga todo lo posible para cumplir la comisión.
  • Es necesario que el negocio de ejecución llegue a efectuarse y que los terceros que han contratado con el comisionista realicen las prestaciones derivadas del contrato de ejecución.
  • La empresa debe realizar el pago de la comisión cuando el comisionista tenga derecho a ello, ya que si no lo hace, éste tiene el derecho de retener los productos que tuviere bajo su custodia hasta que se le pague.

6. Fin del contrato

  • Terminará por el transcurso del plazo que se haya pactado, el cumplimiento del encargo si era puntual, la imposibilidad sobrevenida de llevarlo a cabo, o las causas generales de extinción de todo contrato.
  • Cuando la confianza se rompe, el comitente revocar el contrato para la realización del encargo bajo justa causa, y tiene que ser comunicada al comisionista.
  • La muerte o inhabilitación del comisionista.

Attard Abogados.

Requisitos para participar en licitaciones públicas

ley de contratos del sector publico

El texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público aprobado por Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, regula el procedimiento para que a una empresa le sea otorgada la concesión para realizar obras o prestar servicios al municipio, ciudad o Comunidad Autónoma de que se trate.

Se regulan varios procedimientos de adjudicación, que son el abierto, el restringido, el negociado, el diálogo competitivo y el concurso de proyectos. En todo caso, debe justificarse en el expediente el procedimiento utilizado.

Además, la Ley alude a otras 3 modalidades que son: los acuerdos marco, los sistemas dinámicos de adquisición y la centralización de obras. Éstos se utilizan cuando se pretende racionalizar y ordenar la adjudicación.

1. Tipos de contratos

  • El contrato de obras: cuando se va a realizar una obra o trabajo asimilado, de construcción o ingeniería civil, que tenga por objeto un bien inmueble, para responder a las necesidades de la entidad del sector público contratante.
  • El contrato de concesión de obras públicas: para la construcción, reparación o modernización de una obra, su conservación y mantenimiento.
  • El contrato de gestión de servicios públicos: mediante el que la administración pública encomienda a una persona natural o jurídica la gestión de un servicio de la competencia de la Administración encomendante. Se puede hacer de 3 formas:
  • La concesión del servicio. Es la forma más utilizada.
  • La gestión interesada, mediante la Administración y empresario participan en los resultados de la explotación y asumen el riesgo, en la proporción que se establezca en el contrato.
  • El concierto, por el que la gestión del servicio público se atribuye a persona natural o jurídica que realice, en el ámbito privado, actividades similares.
  • También puede constituirse una sociedad económica mixta, en la que participe la Administración o una entidad que de ella dependa y personas o empresas particulares.
  • El contrato de suministro: para la adquisición, el arrendamiento financiero, o el arrendamiento, con o sin opción a compra, por parte de la entidad del sector público contratante, de productos o bienes muebles.
  • El contrato de servicios: consiste en desarrollo de una actividad dirigida a obtener de un resultado distinto de una obra o suministro.
  • El contrato de colaboración entre el sector público y el sector privado: a través del cual una administración pública encarga a una entidad privada la realización de una actuación global e integrada.

Algunos contratos pueden tener carácter mixto, cuando contienen prestaciones propias de cada uno de los contratos descritos. En tal caso habrá de atenderse a la prestación que tenga más importancia económica para saber que normas han de aplicarse.

2. Propuesta de los interesados

En los casos en que los interesados deban presentar una proposición, ésta debe ajustarse al modelo que se establezca en el pliego de cláusulas administrativas particulares e ir acompañada, en sobre a parte, de los siguientes documentos:

  • Documentos acreditativos de la personalidad y representación del ofertante, su clasificación o solvencia.
  • Declaración responsable de no estar incurso en prohibición de contratar.
  • Si se trata de empresas extranjeras, declaración responsable sometiéndose a la jurisdicción española.
  • Otros documentos que puedan exigirse en el pliego y en el anuncio correspondiente.

Las proposiciones se incluyen en un sobre cerrado y no se desvela su contenido hasta el acto público de adjudicación. Sólo se exceptúa de la regla de secreto general, la información que sobre otras ofertas en competencia se proporciona a quienes participen en una subasta electrónica o en un diálogo competitivo, para que puedan mejorar la propia.

Cada licitador sólo puede presentar una proposición, sin perjuicio de ofertar variantes o alternativas cuando esté expresamente previsto y no puede concurrir a la vez individualmente y formando parte de una unión temporal de empresas o figurar en más de una de éstas.

La presentación de una proposición u oferta supone la aceptación incondicionada por el empresario del contenido de la totalidad de las cláusulas y condiciones del pliego, sin que quepa formular reservas o exclusiones.

3. Procedimiento de selección del adjudicatario

Se trata de adjudicar el contrato a la oferta económicamente más ventajosa, de acuerdo a los criterios de selección establecidos en el pliego de cláusulas y en el anuncio de licitación o en el documento descriptivo conforme a la Ley.

El criterio puede ser sólo uno, en cuyo caso será el del precio más bajo, aunque lo normal es que los pliegos establezcan una pluralidad de criterios de selección, sobre todo en los casos que se indican en la Ley.

4. Cumplimiento del contrato adjudicado

Una vez formalizado el contrato, es necesario proceder a su cumplimiento, dentro del plazo fijado para su realización, así como de los plazos parciales que se establezcan para su ejecución sucesiva. Es lo que la LCSP denomina la vinculación de las partes al contenido contractual.

Al ser contratos administrativos, se establecen normas especiales que tienen por finalidad garantizar el buen fin del contrato y se atribuye a la administración determinadas prerrogativas relativas a la ejecución de los contratos.

5. Facultades de la Administración

La administración puede dictar actos administrativos que, con alcance general, ponen fin a la vía administrativa y son inmediatamente ejecutivos, sin perjuicio de su posible impugnación en la vía judicial.

Además la administración tiene la facultad de interpretar unilateralmente los contratos, aunque no es una facultad absoluta, sino que podrá ser recurrida por el contratista. También puede dictar instrucciones para la ejecución del contrato, vigilar y controlar su cumplimiento.

También puede la administración determinar el precio a abonar por los usuarios por un servicio público e intervenir el mismo, en el caso de que el contratista no pueda hacer frente a sus obligaciones temporalmente o incurra en incumplimiento del que se derive un riesgo grave para el servicio o la explotación de la obra.

Qué cubre la garantía de un vehículo de ocasión

Qué cubre la garantía de un vehículo de ocasión
 
Compré un coche de ocasión en un concesionario, con dos años. En la revisión de 40.000 kilómetros detectan que no está bien fijada la carcasa del catalizador al motor por lo que a ralentí hay un sonido irregular y se refleja por este mismo concesionario la anomalía.
 
Me dicen que según el servicio de garantía tengo que autorizar a desmontar piezas del coche para confirmarlo y que en principio no saben si lo cubre o no la garantía, les comento que según el condicionado de la misma esto no quedaría excluido y si es así que me indiquen en qué clausula puede quedar excluido.
 
Les he manifestado que quieren sacarme el dinero si no no explican su actitud, he peritado el coche y lo voy a reparar por un taller autorizado, después pienso reclamar la factura. ¿Qué creen que debo hacer?

Respuesta del Experto:

 

En principio, usted debería revisar la documentación que le entregaron cuando hizo la compra del vehículo, tanto el contrato como la garantía, para asegurarse de si ese desperfecto, o el desmontaje y vuelta a montar de las piezas del vehículo, queda o no cubierto.

Normalmente, el tiempo de garantía de un vehículo establecido por Ley es de 2 años si el coche es nuevo. Será de 1 año para los coches de segunda mano, conforme a la Ley 23/2003, de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo. Es preciso determinar el problema exacto: desgaste del automóvil, mal uso o defecto de fábrica.

Si cuando usted compró el vehículo, el concesionario le hizo una revisión antes de entregárselo y le dijo que todo estaba bien, hay que determinar el tiempo que ha transcurrido entre la compra y el desperfecto para poder achacárselo a una mala revisión por su parte y poder reclamarles el arreglo (no la factura por haberlo arreglado en otro taller).

Si ha transcurrido más de un año, a no se que hubiera una garantía comercial que cubriera el vehículo durante más tiempo que la garantía legal, ésta ya habrá concluido.

Nos imaginamos que el perito le habrá hecho un informe favorable a sus pretensiones y con ello lo va a arreglar usted en otro taller. Mucho cuidado con esto pues, si el concesionario se ha ofrecido a arreglárselo, el hecho de que usted lo lleve a otro sitio puede causarle demora en la reclamación o incluso pérdida de la garantía si aun estuviera vigente.

Lo mejor es que adjunte el informe que le ha hecho el perito y los documentos que justifiquen la revisión que le hizo antes el concesionario, junto con la garantía de la que dispone, siempre y cuando el desperfecto estuviera incluido y proceda a arreglarlo en el taller del concesionario, si está dentro de plazo.

Si quiere arreglarlo en otro taller, porque ya se le ha pasado la garantía, pero quiere efectuar una reclamación al concesionario por posibles vicios ocultos, asegúrese de tener todos los documentos que lo justifiquen.

Attard Abogados.