Renta web 2015: nuevo sistema para hacer la declaración

renta-web-2015-nuevo-sistema-para-hacer-la-declaracion

La Agencia Tributaria presenta un nuevo sistema para hacer la declaración, que es el programa Renta web 2015, a realizar a partir del 6 de abril de 2016 y que facilita los trámites con la Hacienda pública complementa al borrador y al programa padre.

Cómo hacer la declaración de la renta

Se puede presentar la declaración de la renta desde el 6 de abril al 30 de junio. Para domiciliar el importe, si resulta a ingresar, el plazo es hasta el 25 de junio. Tienen obligación de presentarla los que obtengan:

– Más de 22000 euros en su trabajo. Este límite baja a 12000 euros si se tienen dos trabajos durante el año y en el segundo se ha percibido más de 1500 euros.

– Más de 1600 euros en rendimientos del capital mobiliario (por dividendos, primas, intereses, depósitos, etc.) y/o en ganancias patrimoniales (venta de bienes o derechos o percepción de ganancias).

– Más de 1000 euros en rendimientos de letras del tesoro o en rentas inmobiliarias imputadas (que se dan cuando el contribuyente tiene un piso o local vacío, por ejemplo).

– Rendimientos del capital inmobiliario que superen los 1000 euros y, en todo caso, quien realice una actividad económica, que ya ha debido ir presentando a lo largo del año sus pagos fraccionados.

Los contribuyentes que lo hayan solicitado, seguirán recibiendo el borrador de la declaración y, de igual forma, podrán modificarlo o confirmarlo.

Si una vez confirmado el borrador o presentada la declaración realizada a partir de los datos fiscales se detecta algún error, el contribuyente deberá presentar una declaración complementaria (en caso de que el resultado sea a ingresar) o una rectificativa (si el resultado es a devolver).

Hacienda tiene 6 meses para proceder a la devolución (a partir del momento en que finaliza el plazo voluntario de declaración). Pasados estos 6 meses, se comienzan a devengar intereses de demora.

Para el ingreso, el contribuyente puede domiciliar el pago, solicitar el fraccionamiento o el aplazamiento. Si pasa el plazo para pagar voluntariamente, la AEAT puede solicitarle el ingreso junto con la sanción.

Renta web 2015 también permite comprobar qué opción de tributación es la más favorable: la individual o la conjunta, si forma parte de una unidad familiar.

Además, este año la declaración de la renta tendrá en cuenta muchas de las modificaciones operadas por la reforma fiscal y que ya están en vigor, como la tributación de la indemnización por despido, la tributación de las ganancias patrimoniales generadas sin tener en cuenta el tiempo, las nuevas tarifas aplicables a la base general y del ahorro, entre otras cuestiones.

La empresa me retiene menos IRPF

la-empresa-me-retiene-menos-irpf

¿Qué puede pasar si la empresa me retiene menos IRPF? Es una pregunta que nos han hecho en varias ocasiones y queremos exponer aquí el procedimiento correcto en este caso.

Cuánto retiene Hacienda a cuenta del IRPF

A principios de año los trabajadores comunican sus circunstancias personales y familiares a su empresa a través del modelo 145 y, a partir de esa comunicación, los empresarios calculan la retención a aplicar al trabajador en la nómina.

Ese cálculo se realiza anualmente, salvo que haya alguna modificación durante el año (matrimonio, nacimiento de hijos, etc.)

Igualmente, el mismo trabajador puede calcular cuánto le van a retener con la calculadora de retenciones que pone Hacienda a disposición de los contribuyentes cada año desde su página web.

Los datos a consignar son:

– NIF del perceptor, situación familiar, NIF del cónyuge, si tiene discapacidad, si se ha producido una movilidad geográfica, la fecha del traslado.

– Información sobre los hijos y otros descendientes menores de 25 años, o mayores de esa edad si son discapacitados, siempre y cuando convivan con el trabajador.

– Información sobre los ascendientes que conviven con el perceptor, mayores de 65 años, o menores de esa edad si son discapacitados.

– Si el trabajador pasa una pensión compensatoria o por alimentos, hay que consignar la cantidad fijada en sentencia.

– También si realiza pagos con derecho a deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual utilizando financiación ajena.

– Para el cálculo de las retenciones también hay que tener en cuenta los datos económicos: la retribución anual total (dinerarias y en especie).

– Y los gastos deducibles (como la Seguridad Social o la mutua), así como las reducciones a que tenga derecho el trabajador, de acuerdo con los artículos 18.2 y 3 y las Disposiciones transitorias 11ª y 12ª de la LIRPF.

Del resultado de los cálculos, la empresa es la obligada a practicar las retenciones e ingresarlas en Hacienda como un adelanto del IRPF.

Luego, cuando el trabajador haga la declaración de la renta, y según el resto de datos económicos y familiares que consigne, se le devolverán o no las retenciones practicadas a lo largo del año.

Pero, ¿qué pasa si el pagador retiene menos IRPF del que en realidad correspondería retener? ¿Y si no retiene nada?

Aquí es cuando se produce una irregularidad que debe ser subsanada. La Agencia Tributaria le reclamará a la empresa la retención correcta y esta podrá reclamarle ese dinero percibido de más en nómina al trabajador.

Hacienda no va contra el trabajador, sino directamente contra la empresa, que es la obligada a retener y a ingresar esa retención.

Aunque el error sea imputable a la empresa (salvo casos en los que el trabajador no haya comunicado sus circunstancias o haya dado datos falsos), el trabajador tiene que hacer esos pagos.

Qué hacer para pagar menos IRPF en 2016

que-hacer-para-pagar-menos-irpf-en-2016

Como llega el fin de año, solo nos queda un mes para optimizar al máximo todos los aspectos de la declaración de la renta de 2015 (a presentar en 2016) y, para ello, les damos unas pautas a realizar antes de que termine el año, según su situación concreta.

Optimizar la declaración de la renta de 2015

Hay varios aspectos de la declaración que se pueden contemplar a la hora de querer ahorrar:

1. Aportación a un plan de pensiones: reducen la base imponible con el límite de 8000 euros, por lo que es una de las mejores opciones para rebajar la factura fiscal.

También se pueden hacer aportaciones a favor del cónyuge (si no trabaja u obtiene rendimientos inferiores a 8000 euros), reduciéndose una cantidad adicional de hasta 2500 euros.

Cuando llegue el momento de la jubilación, hasta que se inicie el cobro de la prestación se pueden seguir realizando aportaciones con la misma deducción.

2. Deducción por inversión en vivienda habitual: para quien siga teniendo derecho a ella (por aplicación del régimen transitorio),no es recomendable amortizar la hipoteca ni alquilar su vivienda a otra persona (en este caso perdería la deducción teniendo que regularizar su situación).

3. Deducción por alquiler: se ha eliminado para los arrendatarios con la reforma fiscal pero si su contrato es anterior al 1 de enero de 2015, puede aplicarse el régimen transitorio si su base imponible es menor de 24.107,20 euros.

4. Compensación de pérdidas con ganancias: se puede compensar la pérdida por venta de vivienda con las ganancias por venta de acciones o fondos de inversión. También se puede compensar la ganancia de los fondos de inversión con la pérdida por venta de acciones.

5. A tener en cuenta: otros gastos que desgravan como deducciones por donativos a entidades, afiliaciones a partidos políticos (se suprime pero se crea una nueva deducción del 20%) o la inversión en inmovilizado para los autónomos.

Si al contribuyente le queda poco para cumplir los 65 años, debería esperar a tenerlos para realizar la compraventa de su vivienda habitual pues el beneficio que obtenga quedará exento.

Si se trata de segundas viviendas del mayor de 65 años, puede quedar exenta hasta los 240000 euros en caso de reinversión. Las condiciones serán constituir una renta vitalicia a su favor en el plazo de 6 meses desde la transmisión.

La exención será proporcional al importe reinvertido y no deberá pedir un anticipo de esta renta vitalicia puesto que en ese caso tributaría la parte de la ganancia que correspondiera.

Además, nacen nuevas deducciones para familias numerosas y personas con discapacidad. También debe observar el contribuyente las deducciones autonómicas.

El trabajador autónomo, IVA e IRPF

el-trabajador-autonomo-iva-e-irpf

El trabajador autónomo tiene que cumplir con una serie de obligaciones de IVA e IRPF que se llevan a cabo trimestral y anualmente mediante la presentación telemática de los modelos que vamos a explicar a continuación.

Tributación del autónomo

1. El primer paso, como ya hemos explicado en algunas ocasiones, es darse de alta en Hacienda a través del modelo 036 o el 037. Es un trámite rápido que se realiza por internet.

Muy importante:

– Declarar los metros cuadrados del local, si es compartido, o de la vivienda habitual en la que tengas el negocio para poder desgravar los gastos correctamente.

– Si vas a empezar a comprar materiales, maquinaria, etc. pero todavía no inicias actividad, puedes solicitar en esos mismos modelos el alta previa y, una vez que quieras empezar, el alta definitiva.

– El autónomo puede pedir que le hagan facturas ya desde el primero momento con su DNI que será su NIF.

– El alta en la Seguridad Social (en el RETA) debe hacerse dentro del mes siguiente al alta en Hacienda, pero se retrotraerá a la fecha del alta en la Agencia Tributaria.

2. El segundo paso, cuando ya esté trabajando, será hacer las declaraciones trimestrales. Puede tributar en estimación directa (normal o simplificada) o en estimación objetiva (módulos) por el IRPF (rendimientos de actividades económicas) y en IVA (también régimen general o simplificado, según el método que se aplique).

Muy importante:

– Los pagos fraccionados de IRPF se hacen en el modelo 130. Los de IVA en el 303. También hay que declarar las retenciones trimestralmente en el modelo 111.

– En el modelo 130, sumamos los ingresos computables y le restamos los gastos deducibles para averiguar el beneficio. De ahí (quizás podamos restarle además, alguna deducción), si la cantidad sale positiva, ingresamos el 20% en la Agencia Tributaria.

– En el modelo 303, sumamos el IVA repercutido y le restamos el IVA soportado. Si la diferencia es positiva, la ingresamos en la Agencia Tributaria.

– Anualmente se presentan el modelo 390 para el resumen anual del IVA, el modelo 190 para el resumen anual de las retenciones, o el modelo 347, que se utiliza por operaciones con terceras personas.

– La retención de los autónomos está en el 15% en 2015 y 2016. Y al 7% para los nuevos autónomos durante el año de inicio de su actividad y los dos siguientes.

A lo mejor ha leído lo del 19% en 2015 y 18% en 2016 pero ha sido “re-reformado” por Real Decreto-ley 9/2015, de 10 de julio, y lo dicho está en vigor desde el 11 de julio de 2015.

Si tiene alguna duda sobre tributación del autónomo, puede consultar a nuestros abogados por teléfono o email.