Desistimiento del contrato de arrendamiento antes de plazo

Frau hält Schlüssel und Mietvertrag in Händen

En este artículo explicamos cuándo puede el arrendatario desistir del contrato de arrendamiento y en qué condiciones. También les contamos la posibilidad que tiene el arrendador de rescindir el contrato según la reforma del 2013.

Cuándo se puede dejar un piso en alquiler

El arrendatario puede desistir del contrato de arrendamiento una vez que han pasado los primeros 6 meses del mismo, pues el artículo 11 de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) lo permite.

Para este caso, la Ley dice que se puede pactar una indemnización en el contrato, pero no es obligatoria y, en caso de acordarse, no debe superar el mes de renta por cada año de alquiler que se haya pactado en el contrato.

El contrato de arrendamiento se ha podido hacer para el plazo que sea. Más o menos de un año. Lo importante es que el uso del inmueble, su destino, sea el de vivienda habitual.

Por ejemplo, si se ha puesto un plazo de 8 meses en el contrato, o incluso de 11, se tendrá que calcular la parte proporcional de la indemnización.

En caso de que el contrato siga adelante, la LAU dice que se renueva automáticamente, primero hasta llegar al año y segundo, año a año hasta llegar a los 3, con la reforma de 2013 (antes era hasta los 5 y todavía hay contratos que se rigen por esa normativa anterior).

El inquilino debe avisar del desistimiento al arrendador con una antelación de 30 días. Pero, ¿Qué pasa si el arrendatario deja el piso en alquiler antes de plazo?

La Ley no dice claro al respecto pero se ha llegado a la conclusión, mediante jurisprudencia, de que el arrendador puede pedirle al inquilino el abono de los 6 meses íntegros.

No obstante, ese pago debe solicitarse primero extrajudicialmente y, si no hubiera éxito, en Juicio. Igualmente si se requiere una indemnización por daños o perjuicios por los motivos justificados que sean.

¿Puede el arrendador quedarse con la fianza hasta que el arrendatario pague? la respuesta corta sería que no. En principio, esa no es la función de la fianza.

La fianza sirve para cubrir cualquier desperfecto que haya dejado el inquilino en la vivienda. De hecho, la LAU dice que de no devolverse el total o sobrante en el plazo de un mes desde la entrega de las llaves, esa cantidad devengará intereses.

Por tanto, el desistimiento del contrato arrendamiento antes de plazo no debería poder cubrirse con la fianza pero, si el deudor debe un dinero pactado en el contrato (por ejemplo, la indemnización) sí debería el arrendador poder retener esa cantidad. Todo lo demás debería dirimirse, bien mediante acuerdo o bien en Juicio.

¿Puede el arrendador desistir del contrato de arrendamiento?

En principio no. Como hemos dicho, siempre que no se haya producido un incumplimiento por parte del inquilino, el arrendador no puede desistir del contrato de arrendamiento antes de los 3 años.

Producido el incumplimiento, podría rescindir el contrato y poner demanda de desahucio si este no se va voluntariamente, siempre a la vista del caso concreto.

Otra posibilidad que tiene el arrendador es comunicar al arrendatario que debe dejar la vivienda porque la necesita para sí o para sus hijos, padres o cónyuge en caso de divorcio.

Para ello, debe informar con un plazo de 2 meses de antelación (una vez cumplido el primer año del contrato) y ocupar la vivienda en el plazo de 3 meses desde que el arrendatario la deje.

Desaparecen los juicios de faltas ¿qué pasa con mi denuncia?

desaparecen-los-juicios-de-faltas-que-pasa-con-mi-denuncia

Últimamente, desde la reforma penal, nos hacen muy frecuentemente estas preguntas: ¿cuándo sesaparecen los juicios de faltas? y ¿qué pasa con mi denuncia? Vamos a intentar explicar en este artículo el nuevo proceso.

Consecuencias de la desaparición de las faltas

Que ya no estén las faltas no significa que el agravio o perjuicio causado deje de juzgarse o que no haya defensa posible. Al contrario, algunas faltas se han convertido en delitos leves.

Hablamos, por ejemplo, de las lesiones y amenazas leves o el hurto, la apropiación indebida y los daños de menos de 400 euros, entre otras.

Luego hay otras faltas que se han despenalizado pero sí se siguen juzgando en vía civil o administrativa. Como, por ejemplo, las faltas de incumplimiento de obligaciones familiares, coacción, injuria leve, etc.

También se suprime la imprudencia leve y ahora se cataloga la imprudencia cometida entre grave o menos grave, siendo necesario que haya una denuncia previa del agraviado.

La pena de multa es el producto estrella en los delitos leves. También se da la localización permanente y los trabajos en beneficio de la comunidad para las amenazas y coacciones a la víctima. La pena de alejamiento se puede dar en todos los delitos leves.

Pero, ¿Qué pasa si ya está puesta la denuncia? ¿Cómo se juzga la falta?

Se establece un régimen transitorio para los juicios de faltas en tramitación, que se seguirán juzgando de esa forma.

Las faltas despenalizadas, que necesiten de denuncia previa y se pida responsabilidad civil, se continuarán tramitando solo para la responsabilidad civil. Si el perjudicado renuncia, se archivará el procedimiento.

Como en las faltas, en los juicios por delitos leves no es obligatoria la asistencia letrada pero sí muy recomendable, debido a la importancia de lo que se está juzgando y de que la pena impuesta deja antecedentes penales.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal recoge el procedimiento para el juicio sobre delitos leves. Se introduce además el principio de oportunidad para archivar las faltas no enjuiciadas antes del 1 de julio de 2015.

Hijos como testigos en el juicio de divorcio

hijos-como-testigos-en-el-juicio-de-divorcio

La declaración de los hijos menores como testigos en el juicio de divorcio es algo que suele preocupar mucho a los padres, sobre todo porque el hijo es menor y todavía no tiene totalmente desarrolladas sus capacidades, por lo que no se sabe cómo va a afrontar esta situación.

¿Pueden declarar mis hijos en el juicio?

Explicamos en este artículo cuándo puede declarar el menor en juicio y si se les puede evitar el pasar por ese trance en caso de que ninguno de los dos padres quiera que declare.

La edad a partir de la cual el menor puede ser escuchado por el juez y tenido en cuenta para la resolución del caso se ha fijado en los 12 años.

Antes de esa edad, y como regla general, no se escucha al menor de 12 años salvo que sea realmente imprescindible y que, a juicio del Juez, sea lo suficientemente maduro para aceptar su declaración.

Decimos que el menor puede declarar como testigo en elementos esenciales del matrimonio o de la convivencia, porque hay que buscar su mayor beneficio en las cuestiones que le afecten directamente.

En este punto, hay que distinguir el divorcio de mutuo acuerdo del divorcio contencioso. La normativa (Ley de Enjuiciamiento Civil y Código Civil) expone que el Juez dará audiencia a los menores cuando:

– Lo crea conveniente o lo pida el Ministerio Fiscal, las partes o miembros del Equipo Técnico Judicial.

– O a petición del propio menor, que tenga suficiente juicio.

– Si el procedimiento es contencioso y se estima necesario por las personas antes mencionadas, se oirá a los hijos menores si tuviesen suficiente juicio y a los mayores de doce años.

En todo caso, el Juez debe velar por el cumplimiento del derecho del menor a ser oído para determinar el régimen de guarda y custodia, o para adoptar medidas sobre su educación o cuidado.

¿En qué consiste la exploración del menor?

La exploración del menor en estos procedimientos se realiza de la forma menos lesiva posible y, para ello, también se pueden adoptar medidas que protejan sus intereses.

Normalmente, solo hablará quién esté interrogando y el menor, aunque puede haber presentes especialistas si fuera necesaria su intervención.

Dependiendo de las circunstancias concretas del caso, el Juez podrá decidir desalojar la sala y que solo estén presentes él mismo y el Ministerio Fiscal.

En otras ocasiones, una de las partes puede pedir al menor (por ejemplo, con 15 o 16 años) que acuda al Juicio para declarar su voluntad (con quién quiere estar y porqué) si no hubiera buena relación.

En definitiva, con respecto a los menores, y al tratarse de un asunto tan delicado, siempre habrá que estar al caso concreto.

Me llaman por teléfono para cobrar una deuda

Me llaman por teléfono para cobrar una deuda
 
Llevo un mes recibiendo llamadas todos los días de una empresa de cobro de morosos o algo parecido, que llama en representación de vodafone porque tengo una deuda acumulada de casi 800 euros. ¿Qué puedo hacer?

Actualmente no puedo pagarla y me dicen que incluso puedo ir a la cárcel si no pago y que como no pague en el plazo de 15 días me denuncian. La deuda es de hace 6 meses, más o menos. ¿Subirá mucho con los intereses de demora? ¿No puede ser que haya prescrito?

Necesito ayuda, lo que están haciendo conmigo es un auténtico acoso. Trabajo pero a media jornada, no gano tanto como para pagarla de una vez y tengo niños pequeños que mantener.

Respuesta del Experto:

 

Esta es una de la situaciones más comunes de los deudores, las deudas telefónicas. En la gestión para el cobro de morosos nos encontramos con 2 perfiles: empresas de recobros externas o departamento de impagados de la misma empresa con la que se tiene la deuda.

En cualquier caso, el acreedor tiene derecho a exigir la deuda extrajudicialmente y lo más lógico sería enviar un burofax con la reclamación y la cuantía total de la deuda, dándole un plazo para el pago y, de no hacerlo, iniciar la demanda mediante juicio monitorio.

La reclamación de una deuda va por vía civil, no por vía penal salvo que se haya cometido un delito. Por tanto, en vía civil nunca va a entrar a la cárcel por tener una deuda.

El procedimiento consiste en que le reclamarán la deuda en vía judicial, siempre y cuando esté acreditada. Usted podrá pagar, no pagar u oponerse.

Si no paga y la deuda está demostrada, no habiendo ningún impedimento legal, se le solicitará un inventario de bienes y derechos para ver si se puede proceder al embargo.

Esto es: dinero en cuentas corrientes, sueldos, vehículos, etc. Siempre acorde con la cantidad adeudada, no le van a quitar el piso por 800 euros.

El interés de demora a aplicar a las deudas, de acuerdo con los artículos 1100 y 1108 del Código Civil será el interés legal (3,50 en 2015), salvo que se haya pactado otro en el contrato.

Si la deuda está acreditada, vencida, exigible, y se ha realizado una reclamación extrajudicial, puede inscribirse al deudor en un fichero de morosos.

No le pueden embargar la totalidad de su sueldo, se protege el salario mínimo interprofesional (648,60 euros en 2015). A partir de ahí, se le puede embargar proporcionamente una parte, pero también puede argumentar las cargas que tiene para que ese porcentaje pueda ser menor.

En principio, y bajo nuestro entendimiento, la prescripción de las deudas telefónicas se producen a los 5 años, aplicando el artículo 1966.3 del Código Civil. Ese plazo puede ser interrumpido si se reclama la deuda fehacientemente.

Si las llamadas que le hace la empresa suponen un acoso telefónico, se puede denunciar y aquí habrá que tener en cuenta la conducta de la empresa: si se dan amenazas, coacciones o cualquier otro abuso.

Diferencias entre matrimonio y pareja de hecho

diferencias-entre-matrimonio-y-pareja-de-hecho

Hay varias diferencias entre matrimonio y pareja de hecho que pueden influir en la decisión que tome una pareja que quiera comprometerse. Vamos a ver las ventajas e inconvenientes en cuanto a los hijos, los impuestos y la pensión de viudedad, entre otras preguntas frecuentes.

Casarse o registrarse como pareja de hecho

Para saber qué es mejor, si hacerse pareja de hecho o casarse, hay que tener en cuenta varias cosas: cuánto dinero que cuesta, qué trámite es el más rapido y, en caso de separación, cuál es el más caro.

También es muy interesante saber si los dos miembros de la pareja tienen derecho a la pensión de viudez.

1. Casarse tiene sobre todo ventajas en cuanto a la herencia. Al cónyuge que concurre a la herencia con otros familiares (hijos o padres) les corresponde el usufructo y, si no estuvieran ninguno de estos dos tipos de familiares, la herencia completa (en caso de no haber testamento).

Precisamente, el fallecido debería dejar testamento si hablamos de una pareja de hecho, salvo en algunas Comunidades Autónomas que tienen un régimen propio al respecto (comunidades forales).

2. La pareja de hecho también puede acceder a la pensión de viudedad pero sí se exigen otros requisitos: llevar dos años inscritos en el Registro de parejas de hecho y cinco años de convivencia ininterrumpida y demostrable antes del fallecimiento.

3. También en cuanto a la tributación, a lo mejor conviene a la pareja hacer declaración conjunta en el IRPF y si no están casados no pueden.

La declaración conjunta tiene sus ventajas, sobre todo si uno de los cónyuges no trabaja y por la deducción específica de este régimen.

Si la pareja tiene hijos y no está casada, solo puede deducirse el mínimo por descendientes uno de ellos. Es decir, el hijo tributa con el padre o con la madre, pero no con los dos.

4. El divorcio puede costar entre 300 y 1200 euros, según los honorarios de abogado y procurador, si hay hijos, los bienes que tenga la pareja, y si es de mutuo acuerdo o contencioso.

Pero hay que tener en cuenta que si hay que regular custodia, pensión por alimentos, etc. también va a tener que poner uno de los dos miembros de la pareja la demanda de regularización de las relaciones paternofiliales, salvo que haya acuerdo entre las partes, y puede rondar más o menos por el mismo precio.

5. En cuanto a los trámites, ambos son relativamente sencillos. Hacerse pareja de hecho es inscribirse en el Registro del Ayuntamiento y casarse por lo civil igual, firmar en el Registro Civil.

Hay que ver los precios públicos de cada ayuntamiento y adjuntar toda la documentación que pidan, que normalmente será el auto judicial del Registro Civil en el que se diga que no hay impedimento para el vínculo, la solicitud, el justificante de pago, etc.

Deducir gastos antes del inicio de actividad

deducir-gastos-antes-del-inicio-de-actividad

Para deducir gastos antes del inicio de actividad hay que solicitar en Hacienda el alta previa, a efectos de IVA e IRPF, para que el autónomo pueda empezar a pedir facturas con su nombre y a hacer gastos que pueda deducirse en los pagos fraccionados.

Deducción de los gastos previos

La regla general tributaria es que no pueden desgravarse gastos realizados antes del inicio de actividad porque precisamente la factura no puede tener una fecha anterior al inicio de esta. Sin embargo, sí se permite cuando se comunique a la AEAT.

Para poder desgravar facturas de gastos que se hayan hecho antes de tener el negocio abierto al público lo primero que hay que hacer es solicitar el alta previa a la Agencia Tributaria a través del modelo 036 o del simplificado 037.

1. Informar a Hacienda de que va a empezar a hacer gastos pero no va a poner en funcionamiento la empresa todavía.

2. Hacer gastos o inversiones relacionados con la actividad o afectos a ella. El gasto debe ser fiscalmente deducible.

3. En el primero modelo 036 tendrá que marcar la casilla 504 y en el momento del alta definitiva, la casilla 508.

4. Cuando esté listo para poner en funcionamiento el negocio, se debe comunicar a Hacienda el alta definitiva en el modelo 036 o en el 037, según el que se haya utilizado la primera vez.

5. Es en el momento del alta definitiva cuando empieza a contar el mes para darse de alta como autónomo en la Tesorería General de la Seguridad Social (RETA).

Si quiere deducir fiscalmente el gasto, tanto a efectos de IVA como de IRPF, el procedimiento que recomendamos es comunicar el alta previa.

No obstante, si usted no lo ha hecho y ha incluido en sus primeros pagos fraccionados facturas con fecha anterior al alta en la actividad la AEAT tiene 4 años para hacerle una comprobación.

En ese procedimiento, tendrá que entregar todas las facturas y justificar que los gastos estaban afectos a la actividad que posteriormente se ha desarrollado.

Ya decimos que Hacienda no admite, como criterio general, la deducción de facturas con fecha anterior y aquí debemos distinguir entre IVA e IRPF:

– En el apartado 107738-REQUISITOS PARA DEDUCIR del INFORMA de la página web de la AEAT, se dice claramente que para deducirse cuotas soportadas antes de que la actividad sea habitual no es obligatorio presentar el modelo 036.

– No obstante, si no se presenta, aunque no limita ni elimina el derecho a deducir, se produce una infracción tributaria simple.

– En el IRPF la Agencia Tributaria es mucho más restrictiva, y por ello recomendamos seguir el cauce legal de alta previa al inicio de actividad.

Nombramiento de un tutor por fallecimiento anterior

nombramiento-de-un-tutor-por-fallecimiento-anterior

Cuando el tutor de un incapacitado fallece, hay que realizar el procedimiento para nombrar a un nuevo tutor. En este sentido, vamos a hablar en este artículo de quién puede ser tutor y el procedimiento para el nombramiento antes y después del fallecimiento.

Nombramiento de un tutor legal

El tutor se encarga de la representación del incapacitado establecido así por sentencia.

Debe ser una persona que esté en pleno ejercicio de sus derechos civiles, que pueda desempeñar el cargo, que no tenga ninguna causa de inhabilidad ni haya sido condenado o se le haya restringido la patria potestad, que no tenga conflicto de intereses con el incapacitado, entre otras.

Además, el tutor es responsable de la administración de los bienes del tutelado y no puede coger el cargo con ánimo de lucro sobre esos bienes aunque sí puede recibir una retribución si el patrimonio del tutelado lo permite, pero el importe lo fija el Juez.

También dice el Código Civil que los padres podrán establecer por testamento que el tutor haga suyos los frutos de los bienes del tutelado (las rentas, por ejemplo) a cambio de prestarle los alimentos, salvo que el Juez, en resolución motivada, disponga otra cosa.

Además, el tutor puede llegar a estar muy controlado en sus funciones, ya que se pueden establecer medidas de control por sentencia, el Ministerio Fiscal puede solicitar informe sobre el incapacitado y hay trámites para los que el tutor debe pedir autorización judicial previa.

Entre las obligaciones del tutor, además, está alimentar al incapacitado, ayudarle a insertarse en la sociedad, informar al Juez anualmente sobre su situación y la administración de sus bienes, etc.

El Código Civil da un orden para el nombramiento de tutores y dice que se preferirá al elegido por el tutelado, antes de su establecimiento como incapacitado, al cónyuge, los padres, las personas designadas por los padres en testamento, descendientes, ascendientes o hermanos que designe el Juez.

Por tanto, los procedimientos son:

1. Que antes del fallecimiento el tutor designe a otra persona por testamento (si hablamos de padres e hijos). En ese caso, al abrir el testamento se dará cuenta del cargo y se someterá a aprobación de Juez y a adoptar las medidas que sean oportunas para ejercerlo, a escuchar motivos de oposición de otros familiares, si los hubiere, etc.

2. Para iniciar el procedimiento del nombramiento de un nuevo tutor, una vez que haya fallecido el tutor anterior y si no se ha dicho nada al respecto, hay que dirigir un escrito al juzgado que dictó la sentencia de incapacitación y nombró al primer tutor exponiéndole el fallecimiento y proponiéndose nueva tutor.

A este escrito habrá que adjuntar la sentencia de incapacidad, el certificado de defunción, un certificado de antecedentes penales, el libro de familia, y una relación de los nombres y direcciones los familiares cercanos. El nombramiento de tutor debe inscribirse en el Registro Civil.

Si hubiera conflicto de intereses o hubiera que proteger al incapacitado de alguna manera, puede proceder el nombramiento de un defensor judicial. Y todo ello puede venir relacionado con lo que explicamos en el siguiente apartado.

Vender un piso estando alquilado

vender-un-piso-estando-alquilado

Se puede vender un piso estando alquilado pero las consecuencias de esa venta dependerán de la situación del contrato de arrendamiento. Vamos a explicarlo.

Vender una vivienda alquilada

La Ley de Arrendamientos Urbanos contempla la enajenación de la vivienda alquilada, es decir, la transmisión a un tercero (por donación, herencia, compraventa, etc.) y tiende a respetar los derechos de los inquilinos sin imponérselos a los compradores de buena fe.

La venta con inquilinos es complicada y siempre recomendamos dejar el contrato de alquiler muy bien atado para no tener problemas con el inquilino, porque aunque todo esté bien, igualmente puede que luego no quieran salir de la casa produciéndose un incumplimiento y teniendo que instar el desahucio.

Lo ideal es preavisar en el contrato de arrendamiento la posible venta pactando las futuras visitas de potenciales compradores, la puesta del cartel de se vende, etc. Pero esto solo se puede hacer si ya se sabe en el momento de la firma del contrato que el piso va a ponerse a la venta y se acuerda así con el inquilino, no dando lugar a que inscriban su derecho en el Registro de la Propiedad.

Además, mediante contrato se puede pactar la renuncia al derecho de adquisición preferente, lo que solo obligaría al vendedor a informar al inquilino de la venta con 30 días de antelación.

La inscripción del contrato en el Registro de la Propiedad, de acuerdo con el artículo 14 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, puede dar lugar a que el inquilino se quede en la vivienda (siempre que no haya incumplimiento por el que se le pueda echar), al menos, durante 3 años.

Si ese contrato no estuviera inscrito, el inquilino tendría que dejar la vivienda si hubiera un nuevo propietario, pero tendrá derecho a una indemnización por los daños y perjuicios causados por parte del vendedor, conforme al artículo 1571 del Código Civil.

Además, como decíamos al principio de este artículo, el inquilino tiene un derecho de adquisición preferente frente a la vivienda y el vendedor debe informarle mediante burofax de que se ha puesto a la venta, el precio y las condiciones.

Así, el arrendatario puede ejercitar sus derechos de tanteo o retracto, según corresponda, tal y como explicábamos en este artículo.

Es decir, tanteo antes de la venta ejercitando su derecho en caso de que quiera quedarse con la vivienda en propiedad o retracto después de la venta, para el caso de que no se le haya informado de la formalización del contrato.

En todo caso, el comprador tendrá derecho a que se resuelva el arrendamiento si el derecho no está inscrito, conforme a la Ley Hipotecaria, aunque puede mantenerse mediante pacto, todo ello de acuerdo con la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos que se dio en 2013.

Testamento del uno para el otro con hijos

testamento-del-uno-para-el-otro-con-hijos

Nos preguntan mucho por el testamento del uno para el otro porque, cuando hay hijos, muchas personas no tienen claro si hay que dejarles algo en herencia obligatoriamente. Vamos a aclarar estas cuestiones.

Dejar los bienes al esposo con hijos

Si no se hace testamento, rige la sucesión intestada y, si hay hijos, el Código Civil dice que hay que dejarles la legitima y que al cónyuge le corresponde el usufructo de un tercio de la herencia.

Si lo que se quiere es dejar al cónyuge o a la pareja mejor protegida, aconsejamos hacer testamento que además podrá cambiar en cualquier momento antes del fallecimiento si cambia su situación.

Eso sí, aclaramos desde el principio que la figura “del uno para el otro, y después para los hijos” no está reconocida como tal en la ley. Es mentira que se deje la propiedad de todos los bienes al cónyuge.

Por testamento, a los hijos, siempre que no existan causas de desheredación probadas, hay que dejarles en todo caso la legítima.

Al cónyuge sí le corresponderá su mitad de los bienes que tuvieran en común por disolución del régimen económico matrimonial, por supuesto, más el usufructo de algunos bienes, por ejemplo, la vivienda habitual.

Para que quede claro, y a modo de resumen, podemos decir que:

– El testamento “del uno para el otro” no deja los bienes en propiedad al otro cónyuge si hay hijos. Deja los bienes en usufructo, universal si así se quiere y normalmente con carácter vitalicio.

A los hijos siempre les va a corresponder su tercio de legítima (bien legítima estricta o bien unida al tercio de mejora de la herencia).

– Se puede introducir una cláusula para que los hijos respeten el usufructo del viudo mientras viva, dejándoles directamente entonces la legítima estricta, aunque esta disposición acarrea no pocos problemas y nosotros aconsejamos estudiar la situación mejor antes de introducirla.

– El viudo podrá disponer de los bienes en usufructo, lo que quiere decir que podrá alquilarlos, aprovechar para sí las rentas, vivir en ellos, disfrutarlos pero también hacerse cargo de los gastos corrientes que generen los bienes.

– Mientras que el padre o la madre vivan, a los hijos les corresponde la nuda propiedad de los bienes que estén en usufructo.

– En principio parece que el testamento de mi para ti, aunque es muy común, es poco operativo en la práctica.

Además, sí es cierto que algunas comunidades autónomas tienen aprobado su propio régimen legal en estos casos y dependiendo de donde viva, se puede hacer de otra forma, por lo que recomendamos estudiar el caso concreto.

Reclamar la indemnización por despido objetivo

reclamar-la-indemnizacion-por-despido-objetivo

Uno de los requisitos del despido objetivo es la obligatoriedad de poner a disposición del trabajador la indemnización en el momento de la entrega de la carta de despido o en el momento en que finaliza la relación laboral.

Qué hacer si la empresa no paga la inmdenización

Pero, ¿Qué pasa si la empresa nos despide por causas económicas y alega que no tiene dinero para pagar la indemnización? En este caso, al trabajador no le quedará otro recurso que reclamar ante el CMAC.

Algunas empresas deciden fraccionarle la indemnización al trabajador o aplazarla para un momento posterior, pero este no tiene por qué aceptarlo.

El plazo para reclamar las cantidades que adeuda la empresa es de un año desde que finaliza la relación laboral.

Pasado ese plazo sin reclamar, la empresa no tiene obligación de pagar la indemnización. Por eso es tan importante lo que comentamos en este artículo.

Para reclamar el pago de la indemnización por despido objetivo, que consiste en 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades, el trabajador debe:

1. Poner una papeleta de conciliación ante el CMAC (Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación) de su provincia. Para ello no necesita ni abogado ni procurador.

2. A la papeleta hay que adjuntar la carta de despido, que será donde la empresa le haya contado al trabajador por qué no puede pagarle la indemnización.

3. Es decir, cualquier falta de pago debe estar debidamente justificada y acreditada documentalmente si la empresa quiere evitar que el despido objetivo se convierta en improcedente.

4. Si vemos que esa opción puede ser viable, hay que solicitar en la papeleta que se declare el despido como improcedente y no solo la cantidad. Por ello siempre recomendamos que este escrito lo haga un abogado laboralista.

5. En el momento en que presenta la papeleta, le darán la fecha para la conciliación. Debe llevar dos copias para que le sea notificada la fecha también a la empresa.

6. Una vez celebrada la vista, esta puede terminar mediante acuerdo o sin efecto. Si se celebra sin efecto, se abre la puerta para la demanda laboral.

Por otra parte, queremos aclarar que hay otras causas que entran dentro del despido objetivo aunque la más común sea la económica.

También nos encontramos este tipo de despido por ineptitud del trabajador (posterior a su incorporación, claro), por no adaptarse a los cambios técnicos en el trabajo o por faltas de asistencia, entre otros.

Si usted no está de acuerdo con el despido, y sí con la cuantía de la indemnización, el plazo para reclamar ante el CMAC es de 20 días desde que finaliza la relación laboral.