Obligación de declarar pensiones extranjeras

obligacion-de-declarar-pensiones-extranjeras

La Obligación de declarar pensiones extranjeras surge para todas aquellas personas que perciban pensiones de invalidez, jubilación, emigrantes retornados, desempleo, etc., públicas o privadas de un país extranjero.

Cómo declarar una pensión extranjera

Todos los contribuyentes que tengan su residencia habitual en España (vivan en España más de 183 al año) están obligados a declarar la pensión que reciban de otro país en su declaración de la renta.

Las pensiones se declaran como rendimiento del trabajo en el IRPF, en concreto, rendimientos dinerarios.

Como hasta el momento muy pocas personas son las que conocen esta obligación y declaran su pensión a través del modelo 100 (IRPF), Hacienda ha lanzado una campaña para que los contribuyentes se pongan al día de sus pensiones sin recargo alguno.

– Primero hay que ver si España tiene suscrito un convenio para evitar la doble imposición con el país de origen de la pensión extranjera (Francia, Alemania, Reino Unido…).

– Luego hay que ver si la pensión concreta está sujeta a retención en el país de origen para solicitar su devolución cuando tribute en España y así evitar tributar dos veces por la misma cantidad y concepto.

– Hay que ver si la declaración es por el período no prescrito y nunca ha presentado declaraciones en ese ejercicio o está realizando una complementaria de un ejercicio anterior.

Multas por no declarar pensiones extranjeras:

La obligación de declarar para el contribuyente que percibe pensiones de otro país distinto a España se da cuándo supera el límite de los 11200 euros.

Las sanciones por no declarar los períodos que aun no han prescrito (los 4 últimos años) pueden llegar hasta los 20000 euros, por lo que es importante y urgente ponerse al día con Hacienda en este asunto.

El plazo para regularizar la pensión sin recargo ni intereses de demora finaliza el 30 de junio de 2015, por lo que si aun no lo ha hecho, puede contactar con nuestros asesores fiscales para que le ayuden a presentar la declaración.

Si ha recibido una carta, también puede solicitar la condonación o devolución por haber pagado recargos o intereses por no haber declarado la pensión extranjera, puesto que Hacienda a abierto un plazo de regularización de 6 meses sin penalizaciones a través del modelo específico para ello.

El pago del resultado de la declaración, si sale a ingresar, debe hacerse también hasta el 30 de junio, aunque se puede solicitar el aplazamiento o fraccionamiento del importe a la Agencia Tributaria.

Después de presentar el modelo 100 hay que presentar también un formulario, específicamente diseñado para ello, en el que conste que se están declarando pensiones extranjeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *