Está en la página Orden de alejamiento de Attardabogados.com

Orden de alejamiento


La orden de alejamiento, regulada en el art. 544.bis LECr, no debe ser confudida con la orden de protección en supuestos de violencia doméstica o de violencia de género, hablamos aquí de una medida independiente.

La orden de alejamiento del art. 544.bis LECr, en realidad, no viene a proteger el desarrollo del proceso sino que viene a proteger a la víctima de su agresor; por tanto, no estamos ante una verdadera medida cautelar.

El Juez, valorando el riesgo para la víctima, puede restringir la libertad ambulatoria del encausado con la prohibición de:

-          Residir en un determinado lugar, barrio, municipio, provincia o Comunidad Autónoma.

-          Acudir a determinados lugares, barrios, municipios, provincias u otras entidades locales, o Comunidades Autónomas.

-          Aproximarse o comunicarse, con la graduación que se determine en auto, a determinadas personas, a fin de darles orden de alejamientoprotección.

Requisitos de la orden de alejamiento

El art. 544.bis LECr determina que las prohibiciones deben ser acordadas por auto del juez, en el que deberá valorarse la situación económica y laboral del inculpado, así como su estado de salud y situación familiar.

Estamos ante una medida escasamente regulada; de hecho, la LECr no determina su duración máxima. Si bien, la jurisprudencia exige que en el auto conste un límite temporal.

Para garantizar el cumplimiento de estas medidas, según los casos, se han usado pulseras y otros medios electrónicos de alarma a la policía. Un quebrantamiento de la orden por parte del inculpado, según su incidencia, puede dar lugar a la adopción de medidas cautelares más gravosas.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

¿Le ha resultado útil?
Orden de alejamiento, 5 / 5 (1 votos)

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad