Cuáles son los requisitos para hacerse pareja de hecho - Attardabogados.com

Cuáles son los requisitos para hacerse pareja de hecho

parejas de hecho

Las parejas de hecho consisten en una unión estable, duradera, de dos personas (heterosexuales u homosexuales) en la que se convive y se desea desarrollar una vida familiar en común y distinta al matrimonio. Las parejas de hecho en España no tienen una ley única por las que son reguladas sino que cada Comunidad Autónoma ha legislado en ese sentido.

La pareja tiene bastante margen de acción. Puede pactar el régimen económico por el que quieren regir su relación, quién es el titular de la vivienda o si ésta es arrendada y estipular lo que estimen conveniente de acuerdo a la ley para que sea aplicable en su relación.

Régimen económico de la pareja de hecho

Se puede pactar por escrito, ante notario, que es lo que se llama capitulaciones paramatrimoniales, añadiendo los pactos que crean convenientes sobre los bienes que poseen en común.

Además, pueden acogerse a los regímenes propios del matrimonio como son la sociedad de gananciales, la separación de bienes o el régimen de participación, de forma asimilada o equivalente.

Estos pactos pueden perder su eficacia y extinguirse cuando la pareja así lo decida por mutuo acuerdo o fallezca alguno de los dos.

Si no se pacta nada por escrito, de forma fehaciente, cada miembro de la pareja tendrá que acreditar su titularidad sobre los bienes que poseen, sin que sea aplicable ningún régimen de los anteriores por defecto.

Si hubiera bienes en común y se quisiera disolver la pareja, si no se llega a un acuerdo habrá que acudir a la vía judicial.

La vivienda:

La vivienda donde convive la pareja puede ser en propiedad o alquilada. Si es en propiedad, puede pertenecer a uno de los miembros de la pareja o a ambos.

Si es propiedad de un solo miembro de la pareja, si ésta se disuelve, lo normal es que la vivienda se atribuya a su titular. No obstante, si hubiera hijos, es posible que por decisión judicial la vivienda se atribuya a los hijos y al miembro de la pareja que se quede encargado de su custodia, aunque no sea el titular de la vivienda.

Si fue adquirida por los dos, la vivienda pertenece a ambos a partes iguales, salvo pacto en contrario. Si la vivienda es arrendada, también hay que distinguir quién figura como titular en el contrato de arrendamiento. Si son los dos, puede quedarse en la vivienda uno o el otro, si no hay acuerdo se resolverá por la vía judicial en interés de los menores, si los hubiere.

Si el titular solo es uno de los miembros de la pareja, si éste no se quedara en la vivienda, el otro puede subrogarse en el contrato. Los requisitos que se exigen son, que haya hijos comunes o, al menos, dos años de convivencia. Esta situación ha de ser comunicada al arrendador.

El Registro de parejas de hecho:

Hay varios documentos que pueden servir de prueba para acreditar que existe una pareja de hecho: extractos del banco, capitulaciones paramatrimoniales hechas ante notario, empadronamiento o domicilio. No obstante, resulta conveniente si la unión es estable, acceder al Registro de parejas de hecho.

Para inscribirse en el Registro de uniones de hecho, es necesario ser mayor de edad o estar emancipado, no estar incapacitado, no ser parientes por consanguinidad en línea recta o en segundo grado colateral y que, al menos uno de los registrantes, esté empadronado en el municipio en el que se solicite la inscripción.

La inscripción la solicita la pareja y puede ser necesario incluir algunos documentos relativos al empadronamiento, la capacidad o el estado civil. Una vez presentada la solicitud, hay que esperar a la resolución en la que se aprueba o deniega la misma. En algunos casos, las Comunidades Autónomas prevén que los miembros de la unión acudan al Registro acompañados de testigos.

Por otra parte, para causar baja en el Registro, por ruptura de la pareja, será necesario que lo solicite, al menos, uno de ellos. Cuando esto ocurra, son varios los procedimientos que pueden seguirse para disolver el régimen económico pactado, repartir los bienes en común o atribuir la custodia de los hijos y la vivienda en común.

Acudir a la vía judicial:

De no haber acuerdos entre las partes o ante la exigencia de ciertas obligaciones a uno de los miembros de la pareja de hecho, éstos pueden acudir a la vía judicial para dirimir sobre el reparto de los bienes, la custodia de los hijos, el régimen de visitas, la pensión por alimentos o la posibilidad de una pensión compensatoria.

Además, en la Seguridad Social puede solicitarse la pensión por viudedad cuando se cumplan ciertos requisitos: si se ha procedido a la inscripción en el Registro de Uniones de Hecho, que la convivencia estable haya durado más de 2 años.

Si no hay inscripción, debe demostrarse la duración durante más de 5 años. También se atiende a los ingresos del conviviente. Y hay que cumplir los requisitos propios que establece la Seguridad Social para la pensión de viudedad.

Si se concede la pensión, ésta podrá extinguirse, además de por fallecimiento, si la persona contrae matrimonio o inicia una relación de convivencia con otra persona.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online