Pedir el paro tras rechazar la prórroga de un contrato temporal

pedir-el-paro-tras-rechazar-la-prorroga-de-un-contrato-temporal

Rechazar la prórroga de un contrato temporal significa que se produce la extinción de un contrato de trabajo pero, en este caso, por voluntad del trabajador. ¿Se puede pedir el paro en este caso?

Paro tras contrato temporal

Se puede pedir el paro cuando le hayan despedido o cuando haya finalizado el plazo convenido en un contrato temporal (sin prórroga), y se cumplan los requisitos legales para ello.

En cambio, si se da una baja voluntaria o se rechaza la prórroga del contrato temporal, el trabajador no tendrá derecho a solicitar la prestación por desempleo.

El decir que no a la prórroga del contrato temporal supone que se está produciendo una baja voluntaria por parte del empleado, que no quiere seguir trabajando en la empresa.

Así, en caso de rechazar la prórroga, la empresa consignará la clave 12 como motivo de la finalización del contrato y el trabajador no se encontrará en situación legal de desempleo, de acuerdo con la Ley General de la Seguridad Social.

El trabajador contratado temporalmente tendrá derecho a desempleo e incluso a indemnización por expiración del plazo convenido cuando finalice la relación laboral sin prórroga.

La indemnización dependerá de la fecha en que se hizo el contrato de trabajo y serán 12 días para los realizados a partir de 2015.

Por ejemplo, el trabajador contratado por obra y servicio o el eventual. Los contratos de interinidad y formativos no dan derecho a la indemnización.

En resumen, si le despiden o si finaliza la relación laboral porque el contrato ha llegado a término, tiene derecho a solicitar el desempleo y a indemnización.

Pero si antes de finalizar el contrato le ofrecen la prórroga del mismo y usted la rechaza se quedaría sin derecho a cobrar el desempleo.

En este supuesto, hay diversidad de opiniones con respecto a la indemnización y nos encontramos con dos sectores diferenciados:

Por una parte, se entiende que si finaliza el contrato sin aceptar prórroga, no se tendría que tener derecho a indemnización porque es como si se hubiera producido una baja voluntaria.

El otro sector piensa que la indemnización se genera por llegar al fin del plazo convenido en el contrato, independientemente de si se acepta o propone una prórroga.

Para nosotros, en principio la primera opinión parece la más lógica ya que incluso la SS elimina la opción de pedir el paro, pero no descartamos reclamar, según lo que se exponga en el certificado de empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *