Principales aspectos de la globalización

1.- Definición y manifestaciones

El término globalización, aplicado a la economía, se refiere a “la conexión cada vez mayor entre los mercados de distintos países”. Se pueden distinguir dos aspectos: globalización de la producción y globalización de las finanzas.

A) Globalización de la producción se refiere al aumento de la interdependencia de las empresas productoras de bienes y servicios de los distintos países. Se manifiesta: 1. En el incremento del comercio internacional, ya que hay una creciente internacionalización tanto de los consumos intermedios como de las producciones de las empresas, y 2. En el aumento de la inversión extranjera directa, llevada a cabo, fundamentalmente, por las empresas transnacionales, razón por la que éstas se han multiplicado en número e importancia.

B) Globalización de las finanzas hace alusión al aumento de las inversiones de cartera, préstamos y depósitos internacionales. Se manifiesta en la creciente importancia de los mercados de divisas, que son los mercados que, con diferencia, realizan el mayor volumen de transacciones.

2.- Factores que impulsan la globalización

La globalización está influida, en general, por la reducción de los costes del transporte y las comunicaciones.

La globalización de la producción, en particular, se ha visto facilitada por el alto grado de estandarización de la tecnología, que permite trabajar en los distintos países con trabajadores con capacitaciones similares, así como fabricar bienes “globales”, es decir, bienes cuyos elementos han sido producidos en muchos países distintos (como el automóvil de Ford).

La globalización de las finanzas, por último, se ha visto favorecida: 1. Por el aumento del comercio internacional (globalización de la producción), ya que éste induce el de los créditos comerciales, el de los seguros sobre las mercancías y el de las operaciones de cobertura en el mercado de divisas, 2. Por el crecimiento de la especulación: compra de activos financieros con la finalidad de venderlos cuando aumenten de precio, obteniendo una ganancia.

3.- Efectos de la globalización

A) Sobre la relación entre el comercio internacional (CI) y la inversión directa extranjera (IDE).

Tradicionalmente, CI e IDE eran caminos alternativos para vender en mercados de otros países; hoy son complementarios: el aumento de la IDE hace que crezca el CI. La globalización también ha potenciado un gran incremento del CI “intraindustrial”, es decir, de la exportación-importación de bienes de consumo intermedio producidos por empresas de la misma rama industrial.

globalizacion

B) Sobre la estabilidad económica de los países.

Éste es un efecto propio de la globalización de las finanzas: la libertad para realizar operaciones financieras especulativas internacionales implica una separación entre los flujos financieros y las necesidades de crecimiento de cada país, que puede crear graves problemas a las economías de los países en los que se realizan dichas operaciones.

C) Sobre la competitividad de EE.UU. y mundial.

-EE.UU. ha visto disminuir su competitividad debido, en gran parte, a que ha perdido la ventaja de disponer de un gran mercado interno; se puede decir que, con la globalización, todas las empresas, incluidas las de países pequeños, pueden producir para un mercado muy grande: el mercado mundial. Los sectores en los que EE.UU. ha sufrido más competencia (por parte de Alemania y Japón) son los de productos de “última tecnología”, que requieren para su producción maquinaria sofisticada y mucho I+D, y los procedentes de países en desarrollo con salarios bajos (Brasil y México, en América, y China, Corea e India, en Asia).

-La competencia mundial ha experimentado importantes cambios. Por una parte, ha aumentado la competitividad de las empresas pequeñas y medianas, que pueden producir con más flexibilidad que las grandes. Por otra, la competencia se basa hoy, cada vez más, en factores distintos del precio, como el diseño, la calidad, la mercadotecnia y los servicios post-venta.

D) Sobre la igualdad.

La globalización favorece un aumento de la desigualdad en la distribución de la renta entre individuos y países, ya que, por una parte, proporciona más beneficios a los más ricos y ejerce presiones para disminuir salarios y prestaciones sociales de los trabajadores; por otra, favorece a los factores de producción más “móviles” (como el capital financiero) frente a los menos (los trabajadores y el Estado).

E) Sobre el Estado.

La globalización socava la base nacional en la que tradicionalmente ha operado el estado, ya que, en la actualidad, la mayoría de las empresas carece de nacionalidad en el sentido de que sus intereses no son los de un país concreto en el que quieran permanecer; por el contrario, en su búsqueda del máximo beneficio, tienden a localizarse en los países con menos regulaciones (jornada, salarios, prestaciones sociales, etc.) e impuestos.

Respuestas de muchos Estados a la globalización: eliminar o reducir regulaciones e impuestos, liberalizar el comercio y los flujos financieros, ofrecer ventajas a las empresas extranjeras. En definitiva, las presiones de globalización empujan a una reducción del peso y el papel del Estado en el aspecto microeconómico (empresas y mercados) como macroeconómico (gasto público, impuestos). Sin embargo, es probable que, por otra parte, el Estado deba ampliar su papel a consecuencia de globalización: en relación con los trabajadores despedidos y con el aumento de la desigualdad en la distribución de la renta. También los organismos públicos internacionales, como la OMC, o instituciones internacionales, como el Parlamento Europeo o el Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte, están respondiendo a la globalización promoviendo reglas internacionales sobre el mercado de trabajo y la conservación del entorno.

4.- Alcance de la globalización

La globalización afecta a todo el mundo, pero sólo favorece a los países desarrollados y a un grupo reducido de países en desarrollo de América Latina y Asia, dibujándose un mapa mundial con tres bloques o regiones: Unión Europea, América del Norte y Asia Oriental. El escenario futuro es un aumento de la regionalización del mundo: mayor intensidad de relaciones entre los países de cada bloque. La mayor parte de los países subdesarrollados quedan fuera de los circuitos de la inversión y el crecimiento económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *