Puedo contratar a un familiar en mi empresa

puedo-contratar-a-un-familiar-en-mi-empresa

Aunque se puede contratar a un familiar en la empresa o siendo autónomo a veces hay problemas con la Seguridad Social, por ejemplo, a la hora de cobrar el desempleo.

Contratar a un trabajador familiar

Lo primero que hay que distinguir es si estamos ante un trabajador por cuenta ajena o ante un autónomo colaborador.
El familiar contratado por cuenta ajena tiene que demostrar independencia del empleador. Entre otras cosas, es esencial que no convivan juntos y que no esté a su cargo.

No solamente hay que demostrar que no estamos ante un autónomo encubierto, sino que debe cumplir además con los requisitos expuestos en el Estatuto de los Trabajadores, sobre todo con la ajenidad.

También la Ley General de la Seguridad Social tiene en cuenta estos requisitos para no dar el paro cuando finalice el contrato.

¿Por qué? porque se presume que la relación laboral no ha existido si, aunque el cónyuge, los padres, los hijos o los hermanos estén contratados por cuenta ajena, conviven con el empleador o están a su cargo.

Si hablamos de una pareja (novios), no entraría dentro del concepto establecido por la Ley, puesto que no les une un vínculo legal que se traduzca en grado de parentesco.

Sin embargo, con la pareja de hecho inscrita en el Registro de parejas de hecho, la línea se desdibuja y tenemos que entender que sí hay que asimilarlo al cónyuge en este sentido y, en todo caso, se presume que hay convivencia.

¿Qué pasa si quién contrata es, por ejemplo, una sociedad limitada? Si hablamos de una empresa, en lugar de un autónomo, hay que tener en cuenta:

– No tener participaciones de la empresa.

– No convivir con el familiar (representante o administrador de la sociedad).

– Si son varios socios, que la participación del familiar no alcance el 50%.

Desde luego, el asunto de ajenidad, convivencia o dependencia económica admite prueba en contrario. ¿Cómo demostrarlo? ¿Qué pruebas aportar?

Sirven todas las pruebas con las que se pueda demostrar que se ha realizado una contratación correcta del familiar.

Certificado de empadronamiento en domicilio distinto, existencia de otro núcleo familiar, desarrollo de un trabajo efectivo, cotización, que se ha recibido un salario, etc. Todo depende de las circunstancias concretas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *