Qué es la política

que es la politica
Qué es la politica y cómo se configura en cada país, en la Unión Europea y en el resto del mundo.

La política es un pensamiento, es decir, desde siempre hemos tenido un gobernante, alguien que ha estado guiando al pueblo, la sociedad o el estado.

Para ello tenemos un órgano de gobierno que toma las determinaciones y ejecuta las acciones que cree oportunas para llevar el país de la mejor manera posible y poder cumplir unos objetivos.

La política es la manera que estas personas tienen de conducir un asunto y esa forma es la que nosotros hemos de elegir, al fin y al cabo la política somos todos, nosotros somos los que decidimos quien queremos que ejerza el poder.

Se puede pensar en un mundo sin política

Después de la crisis financiera y de los interminables debates en el Congreso de los Diputados, podemos llegar a preguntarnos si la política es realmente necesaria o se puede pensar en un mundo sin política.

La política ha sido siempre necesaria en todos los ámbitos, debe haber alguien que controle y decida las cuestiones que contínuamente se están planteando.

No se puede pensar en un mundo sin política porque entonces cada persona haría lo que quisiera, por ello se elige el pensamiento que apoya la mayoría, la política es una reunión de ideas y creencias de las personas.

Por ello nuestra concepción de la naturaleza esta íntimamente ligada al modo en que organizamos la política, porque es según nuestra condición y lo que nosotros pensemos que esta bien o mal como llevaremos a cabo los actos que son necesarios para llevar y organizar un país.

Democracia como forma política

Concluimos que la política es necesaria, pero teniendo siempre en cuenta que estamos en una democracia. La política ha de interesarse por el bien común. De hecho, la participación política está ligada al ejercicio de la ciudadanía.

Aunque los ciudadanos no participan directamente en el gobierno, esa participación consiste básicamente en el ejercicio de los derechos políticos, ejercicio que influye en el gobierno –bien mediante las elecciones, bien mediante distintas actividades orientadas a ese fin.

Es cierto que estamos continuamente cuestionándonos si es necesario un cambio de rumbo político, sobre todo en los tiempos que corren, pero parece impensable que, aunque solo llevemos 35 de democracia, se pueda renovar desde cero lo que hasta ahora no está funcionando.

Eso sí, aunque no pensemos en dar dos pasos atrás para poder dar uno hacia adelante, porque sería intentar aunar esfuerzos en el bipartidismo y multipartidismo que tenemos hoy en día, tampoco podemos abocar al fracaso a nuestros dirigentes políticos.

Sin embargo, la ciudadanía necesita conocer la multitud de cambios legislativos que pasan por Congreso y Senado diariamente, y que nos afectan a todos, en mayor o menor medida, como las reformas del Código penal, Ley de Arrendamientos Urbanos, o la creación de impuestos adicionales y modificación de los ya existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *