Qué hacer cuando fallece el titular de una cuenta bancaria

que-hacer-cuando-fallece-el-titular-de-una-cuenta-bancaria

Últimamente nos preguntan mucho qué hacer cuando fallece el titular de una cuenta bancaria para quitar el nombre de la cuenta corriente o para liquidar la cuenta y cerrarla.

Qué pasa cuando muere el titular de una cuenta

Esta pregunta es muy frecuente porque a veces en cuentas corrientes donde no había mucho no dinero no se ha llegado a solucionar la titularidad o porque hay herencias en las que todavía no se ha hecho la aceptación o la partición.

Además, ahora los bancos están pidiendo la digitalización de los DNI y si la persona está fallecida representa un problema tanto para los familiares como para el banco.

Para quitar al titular fallecido de la cuenta, hay que seguir los siguientes pasos:

1. Ver si hay testamento o hacer una declaración de herederos ante notario y aportar copia al banco. Esto sirve para acreditar la condición de herederos ante el banco.

2. El banco tiene obligación de informar a los herederos sobre los movimientos y saldos del fallecido, pero le cobrarán en cuenta la comisión por tramitación de expediente de testamentaría.

3. Aportar al banco el certificado de defunción del fallecido. También puede pedirse el documento de aceptación de la herencia, partición o adjudicación de bienes. Todos los herederos deben tener conocimiento de la cuenta.

4. Por último, se le va a requerir el modelo 652, que acredita el pago del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

El proceso es el siguiente: aportada la documentación, el banco bloquea la cuenta mientras el departamento jurídico verifica toda la información y quiénes son los herederos.

Si hay más de un titular (por ser una cuenta conjunta), solo corresponderá a los herederos el 50% del importe de esa cuenta, salvo que pueda acreditarse otro porcentaje diferente.

Si no saben qué cuentas corrientes tiene el fallecido o en qué bancos, puede solicitar esta información en la Agencia Tributaria, aportando el certificado de defunción y la acreditación como herederos.

Finalmente, si todo sale bien, se liquidará la cuenta corriente eliminando al fallecido como titular de la misma y bien, dejando al otro como titular único (si eran cotitulares), ofreciéndole abrir una cuenta nueva o cancelando definitivamente la cuenta a nombre del fallecido.

Si algo sale mal o no tienen la clara la información a aportar pueden contactar con nosotros para que le asesoremos al respecto, por teléfono o por email.

Recuerde que ser autorizado en la cuenta de alguien no significa ser cotitular y, por tanto, no significa que le pertenezcan la mitad de los importes de la cuenta cuenta corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *