Recargo por presentar una declaración fuera de plazo

recargo-por-presentar-una-declaracion-fuera-de-plazo

El Recargo por presentar una declaración fuera de plazo depende de si ha habido requerimiento previo de Hacienda o no y hay diferentes recargos según el plazo que haya pasado desde la fecha de presentación voluntaria hasta que se hace la autoliquidación.

Presentación extemporánea de declaraciones

Las consecuencias (multas, sanciones, recargos o intereses de demora) van a depender de en qué circunstancias y de cómo se presente la declaración. Pasamos a explicarlas.

1. Si presenta una autoliquidación sin que la Agencia Tributaria se lo haya pedido, pero lo hace fuera del plazo que marca la norma, la presentación conlleva los siguientes recargos, siempre que el resultado haya sido a ingresar:

a) Si declara dentro de los 3 meses siguientes a la finalización del período voluntario, el recargo será del 5% de la cantidad que resulte a ingresar.

b) Entre los 3 y los 6 meses, el recargo es del 10%.

c) Entre los 6 y los 12 meses, el recargo es del 15%.

d) A partir del año, el recargo es del 20% y, además, generará interés de demora a partir de los 12 meses hasta el ingreso de la cantidad.

Antes del año no se piden intereses de demora, pero sí el recargo, que hay que ingresar junto con la cantidad resultante de la autoliquidación.

El importe de los recargos puede reducirse en un 25% si se ingresa dentro del plazo establecido en el artículo 62.2 de la Ley General Tributaria (LGT).

Si el resultado de la liquidación fuera negativa o no se produce un perjuicio económico para la AEAT, como no se puede aplicar recargo se aplicará una sanción que consiste en multa fija de 200 euros.

No obstante, la cuantía de esa multa puede variar dependiendo del tipo de declaración que hayamos presentado (informativa, censal o autoliquidación).

2. Y luego están los recargos en período ejecutivo. Por ejemplo, cuando se debe ingresar dinero pero el contribuyente no lo hace y tampoco pide el aplazamiento, fraccionamiento o compensación de la deuda.

a) Recargo ejecutivo del 5% cuando se ingrese la deuda antes de la providencia de apremio.

b) Recargo de apremio reducido del 10% una vez recibida la providencia y si se paga la deuda en los plazos establecidos en el artículo 62.5 de la LGT.

c) Recargo de apremio del 20 % cuando no se apliquen los recargos anteriores, además de los intereses de demora.

3. Si es la Administración Tributaria la que le dice que tiene que declarar porque estaba obligado a hacerlo y no lo ha hecho en plazo con resultado a ingresar, se impondrá una multa cuya cuantía dependerá de cómo se califique la infracción: leve, grave o muy grave.

4. Si presenta declaraciones o autoliquidaciones incorrectas o con datos falsos, se le impondrá una multa que dependerá del tipo de declaración que haya presentado.

5. Y también constituye infracción el no presentar la declaración por medios telemáticos cuando el contribuyente esté obligado a ello, entre otras infracciones que regula Hacienda en la Ley General Tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *