Reclamar la pensión alimenticia del hijo mayor de edad - Attardabogados.com

Reclamar la pensión alimenticia del hijo mayor de edad


Para reclamar la pensión alimenticia de los hijos, hay un plazo de prescripción de cinco años y es el padre custodio el legitimado para interponer la demanda. Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando el hijo es mayor de edad?

Pensión de alimentos para hijos mayores de edad

La pensión por alimentos es una cantidad, normalmente fijada por el Juez, que tiene que entregar el padre no custodio al hijo, para mantenerlo, comprarle vestido, ropa, alimentos, colegio, etc.

También pueden existir otros gastos, llamados extraordinarios, que pagarán los padres por mitad ya que, al no estar previstos, no pueden entrar en el concepto de pensión alimenticia.

Este dinero va a los hijos. Es decir, aunque se ingrese en la cuenta que uno de los padres destina a tal efecto, o incluso se dé en mano, esa cantidad no es para ese padre sino para los hijos.

Esto quiere decir que si el obligado a pagar la pensión alimenticia deja de hacerlo, la deuda la tiene con el hijo, no con el padre custodio.

Sin embargo, como normalmente los hijos son menores de edad, es el padre o la madre con quien convivan quien tiene que reclamar la pensión por alimentos, como representante del menor, contra la madre o el padre deudor.

El plazo para poner una demanda exigiendo que se cumpla lo establecido en el convenio regulador es de cinco años desde que se deja de pagar la primera cuota de la pensión por alimentos, y es un plazo de prescripción.

Pero, ¿y si, mientras se deja la deuda, el hijo se hace mayor de edad? Entonces es él quien está legitimado para poner la demanda y reclamar las cantidades adeudadas.

Aunque esto no quiere decir que el hijo tenga que recibir el dinero de golpe. Los gastos que no han sido sufragados por la pensión que debía haber pagado el padre, probablemente hayan sido pagados por la madre, que se debe convertir en acreedora de esas cantidades.

A partir de la mayoría de edad, y de forma general, hasta los 25 años (si el hijo está estudiando o está en búsqueda activa de empleo y no encuentra), o especialmente hasta que diga el convenio regulador (que también puede ser modificado, según las circunstancias concretas de cada persona), el hijo puede seguir percibiendo la pensión por alimentos.

Además, puede pedir que le sea entregada directamente en otra cuenta bancaria que abra para ello y de la que él sea único titular pues, como explicamos, la pensión es suya, no del progenitor custodio, con independencia de que tenga que contribuir a las cargas familiares por la convivencia.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad