Reclamar una deuda ante notario

reclamar-una-deuda-ante-notario

Ya se puede reclamar una deuda ante notario sin tener que acudir al procedimiento de reclamación de deudas en el Juzgado. Es lo que se conoce como monitorio notarial y lo introduce la nueva Ley de la Jurisdicción Voluntaria.

Reclamación notarial de deuda

La Ley de Jurisdicción Voluntaria entró en vigor el 23 de julio (en su mayor parte) y amplía las competencias de los Notarios en varios asuntos totalmente novedosos.

Hasta ahora, los Notarios podían hacer reconocimientos de deudas, que nada tiene que ver con el procedimiento de exigir una deuda a otra persona, para lo que había que acudir al Juzgado mediante el procedimiento de reclamación de cantidad.

A partir de ahora, esto se puede hacer ante Notario, mediante el procedimiento monitorio notarial, que consiste en:

1. La deuda tiene que estar documentada y justificada.

2. Solo puede ser una deuda de dinero, que además debe ser líquida, exigible y estar vencida.

3. Ante Notario el deudor puede pagar, no pagar u oponerse.

4. Si paga, se cierra el procedimiento.

5. Si no puede ser localizado, se archiva el acta quedando abierta la vía judicial.

6. Si es localizado pero se niega a recibir la documentación, el procedimiento seguirá siempre que se le haya podido hacer el requerimiento efectivamente.

7. Puede coger el requerimiento un familiar, la persona que esté en el domicilio en ese momento (siempre que sea mayor de 18 años), un trabajador, el jefe, etc. Y ellos quedan en la obligación de darle la notificación al deudor.

8. Si no paga, se deja constancia de este hecho y el acta notarial sirve como título ejecutivo para ir directamente al procedimiento de ejecución en la vía judicial civil.

9. Si se opone, se archiva el procedimiento y solo podrá ser exigida la deuda en Juicio, ahora sí, a través del procedimiento declarativo que toque según la cuantía.

Si hay varios deudores, y solo uno de ellos se opone, los efectos de esa oposición son los mismos, sin perjuicio de que en este caso cada uno pueda pagar la parte que debe al acreedor (o consignarla) para no incrementar la deuda con los intereses.

Ya en este caso habría que estudiar cómo hacerlo para que el resto de deudores no se vieran perjudicados, si la causa de oposición solo concurriera en el que se opone.

El Notario competente para conocer de la reclamación de deudas es el del domicilio del deudor. Una vez presentada la reclamación, el Notario le da al deudor un plazo de 20 días para que realice el pago.

No se aceptarán reclamaciones de deudas entre empresas y consumidores, ni en la que una de las partes se la Administración Pública, ni las que tengan que ver con deudores morosos en la comunidad de propietarios, así como tampoco la reclamación de pensiones por alimentos impagadas.

La reclamación de cantidad debe contener la cuantía total, incluyendo el importe principal y los intereses que se hayan generado hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *