Reforma de las pensiones de jubilación

reforma de las pensiones

La Reforma del Sistema de Pensiones se regula por la Ley 27/2011, de 1 de agosto sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

Sin embargo, a raíz de esta Ley, que introducía modificaciones tan llamativas como el aumento de la edad de jubilación a los 67 años, u otras más esperadas, como la integración del Régimen Especial de Empleados de Hogar en el Régimen General, quedaban todavía algunos flecos regulados por una normativa posterior.

El 1 de enero de 2013 entraba en vigor el Real Decreto 1716/2012, de 28 de diciembre, de desarrollo de las disposiciones establecidas, en materia de prestaciones, por la Ley anterior.

Mientras, el 17 de marzo de 2013, entró en vigor el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo.

Nuestro sistema de pensiones se basa en un mecanismo de reparto. Lo que ahora cotizo sirve para financiar las actuales prestaciones del sistema, no mi futura prestación. Los cotizantes actuales financian las prestaciones actuales. Nosotros pagamos las pensiones de nuestros padres a cambio de que nuestros hijos paguen las nuestras.

Los principales factores que inciden en la jubilación ordinaria y motivan la ampliación del período de contribución son:

1. El periodo de carencia: no se ha tocado en esta reforma, siguen siendo 15 años cotizados mínimo.

2. La edad legal de jubilación: sube de los 65 a los 67 años

  • Se introduce el concepto de carrera laboral completa, que se refiere a quien tenga 38 años y medio cotizados, para poder seguir jubilándose a los 65 años. Si no se tiene este período de tiempo cotizado, la jubilación se amplía a los 67 años.
  • Se establece un régimen transitorio. durante el cual, los años van aumentando hasta llegar a los 67, para quien no tenga una carrera laboral completa. Pero también la carrera laboral completa va evolucionando con el período transitorio. Ahora la carrera son 35 años y 3 meses cotizados.
  • La vida laboral viene reflejada en días y hay que convertir esos días en años y meses.

3. Período de cálculo:

  • La base reguladora de la pensión por jubilación. Hasta ahora, se calculaba con la media de los 15 años cotizados antes de la jubilación (180 meses).
  • Con la reforma, queda de la siguiente manera: se calcula la suma de las bases cotización de los 25 años anteriores (300 meses) al mes previo a la jubilación, dividido por 350. Teniendo en cuenta que, los 2 años inmediatamente anteriores se computan por su valor nominal, y los restantes, se actualizan conforme al IPC, o Índice de Precios al Consumo.
  • También se establece un período transitorio que va desde el 2013 al 2022 para la base de cotización.

4. Cómo se calcula el porcentaje aplicable a la base reguladora:

  • Actualmente, a los 15 años se aplica el porcentaje del 50% a la base reguladora, y aumenta cada año hasta que a los 35 años se le aplica el 100%
  • Con la reforma, a los 15 se aplica el porcentaje del 50%. A partir del año 16 se suma un 0,19% adicional por cada mes, hasta llegar a los 248 meses. A partir de ahí, se suma un 0,18% para los meses restantes.
  • Durante el período transitorio, del 2013 al 1 de enero del 2027, se aplica entre un 0,21 y un 0,19%

Novedades de la última reforma del sistema de pensiones

-Se establecen estímulos para que voluntariamente la persona siga trabajando después de la edad legal de jubilación. Estos estímulos son porcentajes adicionales sobre el aplicable, por jubilarse más allá de la edad legal que resulte de aplicación según el régimen transitorio.

-Se posibilita la compatibilidad de la jubilación con el trabajo a tiempo parcial o completo. Ahora bien, no todos los jubilados pueden acogerse. Sólo aquellos que se hayan jubilado a la edad legal que le corresponda, y tienen que ser personas cuya pensión se haya calculado aplicando el 100% aplicable de regulador: 35 años, antes de la reforma.

– A las personas que hayan sido despedidas mediante ERE, que hayan accedido a la jubilación parcial, o cuya relación laboral se haya extinguido y no haya accedido a otro régimen de la Seguridad Social, todo ello antes del 1 de abril de 2013, se les aplican la normativa anterior con respecto a la jubilación, aunque la jubilación sea posterior, pero siempre antes del año 2019.

-Nueva regulación para la jubilación anticipada, voluntaria y forzosa, y para la jubilación parcial.

Jubilación tardía:

  • Las personas que cumplan con los requisitos, van a poder estar jubiladas, percibir un dinero (la pensión se reduce a la mitad  y los complementos por mínimos, si corresponden, no los percibe hasta la definitiva jubilación), y trabajar a jornada completa o parcialmente, por cuenta ajena o propia.
  • Durante el desempeño del trabajo, estando jubilado, se establece una cotización especial de solidaridad del 8% (por cuenta ajena, el trabajador se hace cargo de 6% y la empresa del 2% restante).
  • Pero las empresas también tienen que cumplir unos requisitos. No deben haber hecho decisiones extintivas improcedentes en los 6 meses anteriores y deben mantener el nivel de empleo.
  • Si la empresa incumple estos requisitos, en principio no se establece ninguna consecuencia sancionatoria por el momento, aunque la pensión percibida por el trabajador resultará no procedente por incumplimiento.

Funcionarios:

  • A los Funcionarios inscritos en el Régimen general Seguridad Social les es aplicable todo lo dicho anteriormente, con sus normas especiales, si las hubiere.
  • A los Funcionarios en clases pasivas, no les es aplicable, ya que se rigen por la Ley de clases pasivas.

Por último añadir que, los períodos de excedencia voluntaria no computan a efectos de jubilación. Si se obtiene este beneficio por cuidado de hijos o familiares, éstos últimos computan para la jubilación como máximo 1 año.

Un comentario sobre “Reforma de las pensiones de jubilación”

  1. Exactamente, me parece una información estupenda. Yo tengo 55 años y veo mi jubilación a la vuelta de la esquina. Esta reforma me afecta, como a todos, pero encuentro que los que ya están jubilados tienen mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *