Registro de una marca a nivel mundial

registro-de-una-marca-a-nivel-mundial

El registro de una marca a nivel mundial (marca internacional) requiere que se haga primero el registro de la marca base en España o en la Unión Europea.

Registrar una marca internacionalmente

Primero hay que saber si la marca está libre mediante la petición de un certificado negativo de marca. Una vez realizada la solicitud, esta se publica en el BOPI y se da un plazo de dos meses para la oposición.

Puede encontrar más información sobre cómo registrar una marca en España aquí. La marca es concedida por una duración de 10 años renovables.

Para el registro de la marca hay que presentar junto con la solicitud, el nombre, para qué sirve y el sector, y el logotipo.

La marca internacional se podrá tramitar una vez que se haya registrado la marca en España (válida en todo el territorio nacional) o en Europa (válida para los 28 países).

Internacionalmente, el registro se realiza país por país. Hay un precio base y cada inscripción en un país tiene su propio precio.

Este procedimiento se rige por el Arreglo de Madrid y el Protocolo de Madrid, que son tratados internacionales a los que se suscriben los países voluntariamente y que actualmente cuenta con ochenta países suscritos, según la información que ofrece la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

El proceso se inicia con una solicitud, habiendo obtenido previamente la marca española. En cualquier momento se puede realizar otra solicitud para extender la marca a otro territorio de los contemplados en el tratado.

Se puede encontrar información detallada sobre las marcas registradas internacionalmente en la base de datos ROMARIN.

Las oficinas dedicadas a aceptar o denegar el registro de marcas en otros países tienen un plazo de un año, ampliable en algunos casos, para decir si deniega la protección.

Si pasado el plazo que acuerde el país concreto no le han contestado, la protección despliega todos sus efectos. En cambio, si le contestan de forma negativa, puede responder a la denegación como si se tratara de un recurso.

Aunque la marca quede protegida en un país, las controversias o problemas que se deriven de los derechos que despliega la misma deben resolverse en el país concreto mediante reclamación extrajudicial o acudiendo a los tribunales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *