Repartir la herencia en vida - Attardabogados.com

Repartir la herencia en vida


repartir-la-herencia-en-vida

Repartir la herencia en vida no es una posibilidad que exista como tal. Siempre y cuando haya herederos legales (legitimarios, que son los hijos, padres y/o cónyuge), hay que dejarles la parte obligatoria de la herencia, que es la legítima estricta cuando hay testamento o la legítima (estricta y mejora) si no lo hay.

Adelantar el reparto de la herencia

Lo que sí se puede hacer en vida y puede equivaler al reparto de la herencia es una donación o diferentes donaciones, según a las personas a las que se quiera dejar los bienes o derechos.

El impuesto sobre sucesiones y donaciones varía de una comunidad autónoma a otra, así como las reducciones, deducciones o bonificaciones, por lo que es necesario realizar un estudio pormenorizado de la situación para ver cómo compensa mejor declarar esa donación para cada donatario o heredero.

Así, es difícil saber si se pagan menos impuestos al recibir un bien en vida o al heredarlo porque en las herencias, la comunidad autónoma a tener en cuenta es en la que vivía el causante mientras que en la donación hay que tener en cuenta donde vive el donatario.

Además, si se trata de bienes inmuebles hay que ver dónde están situados y, en otros casos, ver si se cumplen las reglas del concepto de residencia habitual (mayor número de días dentro de los 5 años anteriores).

Un problema frecuente de las donaciones en vida, cuando se hacen a favor de herederos forzosos, es la colación, que obliga a sumar el valor de los bienes o derechos donados a la masa hereditaria, salvo que el donante expresamente diga ante Notario que no.

La donación tiene que ser hecha ante Notario, en documento público, y en él se debe expresar cómo se hace la donación y en qué condiciones para que no haya problemas en el momento del fallecimiento.

Si no tiene herederos legales, una persona puede dejar su herencia o donar sus bienes a quién quiera y en la proporción que quiera, salvo excepciones en caso de deudas y otros casos más concretos que hay que ver de forma particular.

Por todo lo expuesto, les recomendamos hacer un cálculo cuantitativo del impuesto sobre sucesiones y donaciones y del IRPF antes de decidirse a realizar la donación porque:

1. A veces, las sucesiones por herencia tienen más ventajas económicas.

2. Hay que ver las reducciones, bonificaciones y deducciones de la comunidad autónoma en la que tribute el impuesto cedido.

3. Hay otras fórmulas a tener en cuenta y que un asesor fiscal puede estudiar: crear una empresa familiar, realizar un programa de donaciones, etc.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad