Requisitos para acceder a la jubilación activa

requisitos-para-acceder-a-la-jubilacion-activa

La jubilación activa consiste en compatibilizar la pensión de jubilación y la vida laboral. Está regulado en el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo.

En qué consiste la jubilación activa

Consiste en seguir trabajando pasada la edad ordinaria de jubilación, ya sea por cuenta propia o ajena, a media jornada o completa y, a la vez, cobrar el 50% del importe de la jubilación, cuando se cumplan los requisitos.

– Entre los requisitos más destacados está el haber cumplido los 65 años y tener los años suficientes cotizados, o haber cumplido la edad que corresponda, según el año en que se jubile, de acuerdo con este cuadro.

En 2016, será de 65 años años cumplidos y 36 años y 6 meses o más cotizados, o haber cumplido 65 años y 4 meses.

– En cuanto al importe de la pensión, se aplica el 100% a la base reguladora para su cálculo, pues se ha de tener el máximo de años cotizados.

En la jubilación ordinaria, si se tuvieran 15 años cotizados, se aplicaría el 50% y, para el resto, hay que ver la escala.

Dicho importe se actualizará anualmente, igual que las pensiones ordinarias de jubilación. Eso sí, el complemento por mínimos es incompatible con la percepción de rendimientos del trabajo y no se puede pedir hasta que se termine con la situación de jubilación activa.

Recordamos que el complemento por mínimos es el que otorga la Seguridad Social, previa solicitud y cumplimiento de los requisitos por el interesado pensionista, para llegar a la cuantía mínima que garantiza el estado cuando la pensión cobrada está por debajo de la misma.

En cuanto al trabajo que se esté realizando, el jubilado cotiza por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, además de por una cotización especial de solidaridad del 8% (6% a cargo de la empresa y 2% a cargo del trabajador, en las relaciones laborales por cuenta ajena), no computable para las prestaciones.

Cuando finalice el trabajo, por cuenta propia o ajena, será cuando el jubilado pase a cobrar el total de la pensión.

Lo establecido en el Real Decreto-ley que comentamos, no es aplicable a las clases pasivas, que se rigen por su normativa específica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *