Se puede subarrendar una vivienda arrendada

se-puede-subarrendar-una-vivienda-arrendada

Nos hemos encontrado frecuentemente con la pregunta de si se puede subarrendar una vivienda arrendada. A muchas personas les interesa alquilar una habitación para ayudarse a pagar el alquiler o incluso todo el inmueble. Vamos a explicar cuándo se puede subarrendar.

Subarriendo de una vivienda alquilada

La Ley de Arrendamientos Urbanos deja claro que el subarriendo está prohibido, salvo que el propietario lo apruebe y lo refleje por escrito.

Solo se puede subarrendar parte de una vivienda, nunca el inmueble completo. En ese caso, hablaremos de cesión del contrato de arrendamiento, que también necesita del consentimiento del propietario.

En principio, para saber porqué normativa se rige un subarrendamiento, hay que saber si el subarrendador va a destinar su parte del inmueble a vivienda habitual (se rige por la LAU) o a otro uso (se rige por lo establecido por las partes).

Normalmente este tipo de arrendamiento se da en pisos compartidos en los que se alquilan varias habitaciones y luego se regula el uso de las zonas comunes, como el salón o los baños. O también se da en alquileres vacacionales.

El subarrendatario tendrá los mismos derechos que el arrendatario en el sentido de que estará en la vivienda, como máximo, por el tiempo pactado por el inquilino con el propietario exclusivamente y su derecho de arriendo finalizará siempre que lo haga el del inquilino.

Esto es así cuando el inquilino es quien subarrienda la vivienda. Si el propietario hace varios contratos de alquiler sobre partes de un mismo inmueble, no estamos ante un subarriendo.

Todo debe hacerse por escrito, tanto para poder demostrar que hay un contrato de alquiler como para saber los derechos y obligaciones de las partes porque, por ejemplo, en alguna ocasión hemos tenido clientes que nos han dicho que han alquilado un piso que estaba ocupado sin saberlo.

¿Qué ocurre en estos casos? puede que haya dos contratos de alquiler sobre un mismo inmueble y al mismo tiempo por distintas personas, cosa que está prohibida.

Por tanto, estaremos ante una estafa del propietario en vía penal o un incumplimiento de contrato en vía civil, según cómo se dé el caso concreto.

Para resolver esta situación es conveniente tener el contrato sobre el inmueble y los datos del propietario, así como las cantidades pagadas para poder reclamarlas. También puede pedirse una indemnización por daños y perjuicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *