Subastas judiciales de inmuebles embargados - Attardabogados.com

Subastas judiciales de inmuebles embargados


subastas judiciales

Las subastas judiciales surgen en el proceso de ejecución, cuando un deudor no puede pagar la cantidad que le reclaman o en caso de venta de inmuebles en proindiviso.

Trámites de las subastas judiciales

Entran en la subasta judicial los bienes muebles o inmuebles que han sido previamente embargados por orden judicial para convertirlos en dinero y que se pueda pagar al acreedor. Normalmente, a esta vía se la conoce como “apremio”.

1. Determinar el valor del bien, mueble o inmueble. Si las partes no se ponen de acuerdo sobre el valor del bien, por ejemplo, un coche o un piso, se procede a encargar un informe pericial y quién decidirá sobre su valor a la vista del informe será el Tribunal.

Si se trata de bienes inmuebles, será necesaria una investigación previa de su situación en el Registro de la Propiedad, para saber si está libre de cargas o, si no lo está, qué cargas (hipotecas, préstamos…) van a seguir vigentes después de la subasta. También se investiga quién es el titular.

2. Los bienes pueden venderse por separado o por lotes. Los lotes los decide el secretario judicial y las partes tienen 5 días para alegar lo que crean conveniente.

3. Una vez preparados los bienes, se fija la fecha de la subasta. Ésta debe hacerse, al menos, con una antelación de 20 días, si se trata de bienes inmuebles.

4. Se le da publicidad a la fecha de la subasta para que pueda presentarse quién quiera. Se podrán poner edictos en los tablones de anuncios del Juzgado o del Ayuntamiento. También por otros medios.

5. Quien quiera ir a la subasta y pujar, debe hacer un depósito previo:

  • El depósito se realiza en la cuenta de Depósitos y Consignaciones del Juzgado.
  • También se puede presentar aval bancario.
  • Debe guardar el resguardo de haber hecho el depósito o del aval.
  • El depósito es del 20% del valor de tasación de los bienes por los que se vaya a pujar. Si al final decide no pujar o no consigue pujar lo suficiente para adquirir los bienes, el depósito será devuelto.
  • No se le devuelve el depósito si usted decide que se guarde para el caso en que el ganador no pague finalmente su puja.
  • Si usted es el ganador de la puja, el depósito se queda como parte del precio de la venta en subasta PERO, si no paga lo que ha ofrecido, perderá el depósito y no podrá reclamarlo.
  • Si usted es el acreedor y quiere pujar en la subasta, no necesita dejar depósito alguno.

Procedimiento de las subastas judiciales

1. Llegado el día de la subasta, el secretario judicial leerá en qué consisten los bienes o lotes objeto de la subasta.

2. Puede participar cualquiera que haya hecho el depósito, su representante siempre que acredite esa condición, y el acreedor.

3. Se irán diciendo oralmente las cantidades o “posturas” que ofrece cada persona que haya acudido a la subasta. También se pueden ofrecer las cantidades por escrito, antes de la celebración de la subasta.

4. La subasta termina cuando no se mejore la última cantidad que se haya dicho. Para que se apruebe la postura, la cantidad ofrecida debe ser igual o superior al 50% del valor tasado de los bienes. Si se trata de inmuebles, será el 70%.

5. Mediante Auto, el Juez adjudica los bienes al mejor postor. Esta persona debe ingresar en la cuenta de Depósitos y consignaciones del Juzgado la cantidad ofrecida, restándole lo ya depositado, en un plazo de 10 días.

POR EJEMPLO: Subasta de bien mueble
 

  • Subasta el día 30/07/2013.
  • Coche tasado en 8.000 euros.
  • Depósito del 20% = 1.600 euros.
  • Ganador (mejor postor) = ofrece 5.000 euros. Precio correcto por ser superior al 50% del valor de tasación del coche.
  • En 10 días desde que termine la subasta (Hasta el 9 de agosto 2013) debe hacer el ingreso de: 5.000-1.600 = 3.400 euros.

6. Si es el acreedor quien gana la subasta porque ofrece una cantidad mayor que los demás postores, no puede ingresar la cantidad debida hasta que el secretario judicial liquide la deuda.

7. Si la subasta fracasa y se declara desierta, porque no hay postores, el ejecutante acreedor puede pedir el bien por el 30% de su valor, menos intereses y costas del juicio.

Si se trata de bienes inmuebles, el acreedor puede pedir la vivienda por el 50% del valor de tasación, o por el 70% si se trata de la vivienda habitual del deudor.

Pero si el acreedor no utiliza esta opción, el deudor puede pedir que se levante el embargo de sus bienes.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

3 Opiniones sobre el artículo

  1. carlos martinez dice:

    una vez el banco se adjudica el inmueble en la subasta por el 70% de la tasacion al ser vivienda habitual ¿ cuanto tiempo transcurre hasta que te obligan a abandonar la vivienda?

  2. Attard Abogados dice:

    Depende del Juzgado, dispondrá una fecha para el lanzamiento y le será notificada con antelación.

  3. Maria dice:

    ¿Y qué pasa cuando una subasta judicial en via de apremio queda desierta? ¿Qué sucede después? ya se que tanto el acreedor como el deudor pueden quedarse la vivienda al 50% pero ¿Y si aun asi no la quieren? ¿cual sería el siguiente paso?

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad