Vender parte de una vivienda

venta-de-proindiviso

La venta de una parte de nuestra vivienda, normalmente la mitad, se denomina venta de proindiviso y suele producirse cuando un matrimonio quiere divorciarse o uno de los cónyuges quiere vender el 50% de su vivienda, dando lugar a una extinción de condominio.

El condominio o copropiedad se da cuando 2 o más personas tienen en propiedad un inmueble o un bien mueble indivisible. Todos son titulares de ese bien, según el porcentaje que les corresponda. En este caso, vamos a referirnos a venta de parte de una vivienda.

1. Vender el 50% de una vivienda:

Es posible, pero no es sencillo. Primero hay que desglosar 2 conceptos que van por separado: los derechos de propiedad sobre la vivienda y la hipoteca.

  • En escritura pública de compraventa figurarán los nombres de los titulares del inmueble y el porcentaje de propiedad que les corresponda, que normalmente será del 50%.
  • En la Hipoteca se encuentran los titulares deudores de la misma, los plazos, la forma de pago y la duración.
  • Mediante la extinción de condominio, podemos vender a nuestra ex pareja la parte de la vivienda que nos corresponde. Este es el acto más sencillo, ya que no hay que ir a ningún proceso judicial ni buscar a un tercero que quiera comprarla.
  • No obstante, podemos venderla a un tercero. Normalmente se trata de empresas que adquieren parte de la propiedad, pero lo hacen a un precio por debajo del valor de mercado, aunque es necesario contrastar las diferentes ofertas si se opta por esta opción.
  • La última opción es presentar demanda de división de la cosa común.
  • En cualquiera de los casos señalados, es recomendable contactar con un tasador para que valore su casa y le diga el precio estimado que los compradores deben pagar por ella. También servirá en caso de un procedimiento judicial, por si no está de acuerdo con la tasación que se hace de ella.

2. Extinción de condominio:

  • Si la pareja está de acuerdo en comprar su parte de la casa, hay que acudir al notario para realizar el negocio jurídico y quitar su nombre como titular de la vivienda en el Registro de la Propiedad. Pero, lo primero que hay que hacer, o de forma simultánea, es realizar el cambio de hipoteca.
  • Acudir al banco que concedió la hipoteca y solicitar el cambio en la titularidad de la misma, para que solo la pareja sea la deudora del préstamo.
  • Si es usted quien quiere comprar la parte de la vivienda de su pareja, negocie con el banco sus opciones para la refinanciación de la totalidad de la deuda antes de dar ningún otro paso.

3. Venta de proindiviso a una empresa:

A la empresa en realidad no le interesa para nada la mitad de una vivienda. Lo que le interesa es la totalidad, para poder alquilarla o venderla.

  • Lo que suelen hacer las empresas es ofrecer una cantidad por la mitad de la vivienda.
  • Una vez comprada, se intenta un acuerdo extrajudicial con el otro copropietario, para la compra de su parte.
  • Si no se llega a ningún acuerdo, se solicita la división de la cosa común mediante demanda, para enviar el inmueble a subasta pública y poder comprarlo allí.

4. División Judicial de la vivienda:

El Código Civil especifica que ningún copropietario está obligado a permanecer en comunidad, pudiendo pedir en cualquier momento que se divida la cosa común. Para ello:

  • Interponer demanda de división de la cosa común, ante el Juzgado de Primera Instancia de lugar donde se encuentra situada la vivienda.
  • En este caso, la pareja tiene derecho de adquisición preferente para adquirir esa parte de la vivienda. Se suele acudir a este proceso cuando se ha intentado un acuerdo previo y éste ha sido infructuoso.
  • Si no tuviera su pareja capital suficiente para adquirirla, en el procedimiento de división lo que se hace es tasarla y enviar a pública subasta toda la vivienda, por lo que podrían adquirirla también los terceros que quieran pujar por ella.
  • La subasta judicial. Se establece para quien quiera hacer la compra. Para acudir a subasta, hay que hacer el depósito de una fianza, que se devolverá en caso de no comprar el inmueble finalmente. Los propietarios actuales no tendrán obligación de prestar fianza si quiere acudir.

5. Gastos:

Finalmente, los gastos que deben contemplarse son:

  • Los de notaría, para el cambio en la escritura.
  • Los de registro, para el cambio de titularidad en el Registro de la Propiedad.
  • Y los gastos por la contratación de otros profesionales que hayan tomado parte en el proceso, como peritos o abogados.

4 comentarios en “Vender parte de una vivienda”

  1. Somos dos los dueños pero uno de ellos vive en la propiedad y el otro el que vive en la propiedad paga la mitad de la renta y hoy ya no quiso seguir pagando nada que se puede hacer

  2. ¿Podría vender una parte de mi casa a una tercera persona? quisiera saber que tendría que hacer gracias

  3. Tengo una casa de 55 metros la cual hace 2 años vendí 20 metros con un contrato privado, tengo mi contador de agua y luz a mi nombre y colocados en mi casa de 35 metros. Ahora el comprador vende su parte con otro contrato privado pero lo pasarán a publico. Mi pregunta es, con ese documento los nuevos dueños pueden pedir su contador de agua y luz a su nombre? Ya que esa parte de vivienda está totalmente anulada de agua y luz

  4. Tengo una propiedad con mi ex-pareja la cual ya no estamos hace 3 años y desde que lo dejamos el se ha desentendido de todo,y yo estoy asumiendo todos los gastos,el piso esta cerrado no vive nadie.Yo no quiero la casa y le tengo demandado pero no le localizan hay alguna manera de vender mi parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *