Vender por internet a otros países

vender-por-internet-a-otros-paises

Las webs con comercio electrónico pueden vender por internet a otros países, pero deben conocer la situación legal en la que se van a encontrar con los consumidores y usuarios que accedan a las compras.

Tener una tienda online internacional

Si la web vende en España, debe sujetarse a la legislación española. Si la web está establecida en España pero vende además en otros países, debe acogerse a las normas de derecho internacional privado en cuando a la ley aplicable, según lo que haya ocurrido y el lugar de residencia del consumidor.

¿Qué pasa si la web está establecida en España pero vende a otros países? En primer lugar, hay que preguntarse:

– Si entra un comprador portugués ¿se le vende el producto? ¿la web está en su idioma y, por tanto, dirigida a ese consumidor? Si la respuesta a ambas preguntas es que sí, esa web tiene que tener los textos legales en el idioma del consumidor.

– Si entra un comprador francés, que puede cambiar el idioma de la web al francés y entenderla y, además, compra un producto y se lo suministran. ¿Tiene que entender el consumidor cuáles son las condiciones generales de venta?
Sí, además de qué va a pasar con sus datos, etc.

Digamos que la web tiene que ser respetuosa con el consumidor de otro estado aunque esté establecida en España, siempre y cuando se dirija a ese público.

En definitiva, aunque una web se ve en todos los países, hay que ver si la empresa va a llevar a cabo el servicio contratado a través de la web en el país concreto.

Es decir, algunos prestadores solamente venden en España y aunque un comprador de Italia intente realizar la compra de un producto desde la web no podría hacerlo porque no se le presta este servicio.

No es que no se pueda llevar a cabo, seguramente sí porque la web está técnicamente preparada para ello, pero previamente la empresa habrá informado en el texto legal en qué país se hace el servicio.

Incluso algunas webs dicen que no suministran en Canarias y hay que especificar en el aviso legal que la venta se lleva a cabo solamente en península y Baleares, por ejemplo.

Por eso, hay que indicar los países en que se presta el servicio en la web, así como las lenguas en las que se formalizan los contratos, además del resto de obligaciones antes y después de la contratación y que se encuentran en los artículos 23 a 29 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *